Profesor lleva televisiones a alumnos para que puedan tomar clases

 

Dicen que no estamos en el mismo barco, estamos en el mismo mar: mientras tanto unos van en yate, otros en lancha y los menos afortunados, nadan con todas sus fuerza. Hoy, todos estamos luchando contra una pandemia que se está llevando vidas y sueños; desafortunadamente la nueva normalidad deja al descubierto los estragos de la pobreza, pero hay héroes que lo dan todo, tal como este gran profesor. 

Al norte de Perú,  en la comunidad de Chachapoyas, en la región Amazonas, hay muchos niños con deseos de estudiar y salir de esta crisis, pero no tienen las posibilidades, ni siquiera las que llaman básicas, estos niños no tienen el privilegio de una tablet, un teléfono móvil o una computadora, no tienen ni siquiera televisión, pero sí muchas ganas de salir adelante y su maestro lo sabe. 


Su nombre es Lino Sonder Rojas Mori, un hombre que le hace honor a la docencia, que ha demostrado que su vocación por enseñar puede con todo, así que tomó la decisión de salir de casa y cargar televisores para que sus  alumnos puedan seguir aprendiendo. El gobierno hace hincapié en las medidas preventivas, en cumplir las clases en línea, pero pocos tienen el valor de ayudar de verdad. 


Al maestro Lino se le ocurrió organizar una campaña, en la que reunió televisores para los más necesitados y, gracias al enorme corazón de los ciudadanos, lograron darle esperanza a decenas de pequeños. Este maestro sólo quiere que sus alumnos puedan ver los programas educativos y no, no necesitan la última televisión de plasma, ni programas de paga, son televisores que muchos echan a la basura, sin saber el gran cambio que hacen en la vida de estos pequeños. 


El maestro no pudo llevar mejor playera para la ocasión, pues lucía como un verdadero héroe, llevando sobre sus hombros el enorme televisor, cubrebocas y la imagen de Batman; le está dando la vuelta al mundo. Cabe destacar, que también es con la intención de que puedan ver los programas de salud y se mantengan informados sobre la pandemia. 


Pero la buena obra no para aquí, el maestro aprovechó para pedirle a todo Perú que si tienen algún televisor que no quieran, con gusto él se los lleva a quien en verdad lo necesita ¿Y nosotros qué necesitamos? 


Tal vez más maestros así, más ganas de ponernos en los zapatos de los demás, porque no estamos en el mismo barco y hay millones que están a punto de hundirse, si puedes, ¿Qué te cuesta darles la mano?