Mira cómo aplicar tu sombra como una profesional

¿Sombras en los ojos? La realidad es que el tiempo en casa está sacando nuestro lado creativo, pero siempre hay un poco de miedo cuando es tu primera vez; la clave está en identificar la cuenca del ojo, una vez ubicada todo se vuelve más fácil, pues hay trucos de maquillaje que puedes aplicar en casa.  

Los expertos en maquillaje sugieren que centres tu atención en la cuenca, pues de ella depende obtener una mirada intensa y expresiva, bien maquillada hace que tus ojos se vean más grandes y hasta te quitas años de encima, pues los párpados caídos se disimulan, ¡Toma nota! 

6.-Maquillar la cuenca 

Antes de poner en marcha cualquiera de los siguientes trucos tienes que aplicar corrector en la cuenca del ojo, es decir, justo en el arco que se forma debajo del hueso de la ceja. Posteriormente, vas a sellarlo con un poco de polvo y ahora puedes aplicar lo siguiente. 

5.- Adhesivos 

El primer truco para marcar la cuenca del ojo es con ayuda de un protector femenino, es muy simple, lo primero que tienes que hacer es doblar el protector para obtener dos adhesivos, luego con ayuda de unas tijeras vas recortar como si fuera una media luna, más o menos del tamaño de tu párpado. 

Ahora  retira el adhesivo y coloca en la cuenca. Vas a necesitar dos brochas una para aplicar el color y otra para difuminar. Primero aplica un color claro y luego uno más oscuro. Ahora retira el protector y nota como se marca la cuenca. 

4.- Cuchara

El uso de la cuchara en la belleza ha sido desde tiempos milenarios y en este caso es ideal para identificar la cuenca en el ojo, lo único que tienes que hacer es colocar la cuchara sobre el párpado y encajar de forma ligera, justo en la parte que se hunde es la cuenca y en la parte superior es donde se tiene que aplicar la sombra. 

Mientras detienes la cuchara vas a aplicar la sombra clara, luego oscura e incluso puedes usar un tercer color más oscuro para marcar. El resultado será una sombra más ovalada que la anterior. 

3.- Envase de pomada 

En este caso se sugiere que el envase de pomada esté prácticamente vacío y sea bastante sólido, ahora vas a doblar dándole la forma del ojo como si fuera una espiral y dejando una colita al final que le da otro estilo a la sombra.

Se coloca de igual manera sobre la cuenca y repetimos, aplica un color claro, uno más oscuro y difuminas, la clave está en jugar con los distintos colores. El resultado será una sombra más recta. 

2.- Tapa 

Particularmente, este truco es recomendable para las chicas que van empezando, pues, la tapa pequeña permite la visibilidad de todo el ojo y así observamos en dónde se aplica la sombra. Coloca la tapa sobre el párpado y aplica la sombra clara y oscura, luego difuminas. 

1.- Esponja de maquillaje 

Si quieres un truco fácil, fascinante y que luzca profesional, sin duda, la esponja circular de maquillaje es tu mejor opción. Ponla sobre el párpado y aplica la sombra en la parte superior, es importante que presiones un poco más para marcar la cuenca. Posteriormente difumina las sombras y listo. 

Una vez que elegiste cualquiera de los trucos anteriores, ahora traza una línea de gato con el corrector, lo sellas con polvo y procedes a aplicar una sombra clara. Posteriormente, vas a trazar la línea con un delineador y ahora sí, pon las pestañas, ¡Divina! 

¿Qué esperas para realizar estos increíbles trucos? Comparte en los comentarios si conoces algún otro truco.