La nena con síndrome de Down que triunfa en pasarelas

“Todos somos hermosos a nuestra manera“ Son las palabras que describen el perfil de una pequeña...Francesca Rausi, quien desde Malta le está dando la vuelta al mundo y es que su sonrisa, encanto y valentía, se robó el corazón de los grandes en pasarelas y ahora de millones. 


La pequeña saltó a la fama cuando modeló en la Semana de la Moda en Nueva York, en medio de celebridades de Hollywood, la hermosa nenita no tuvo miedo de caminar al lado de Madeline, una joven australiana de 23 años, quien ha sido reconocida por darle visibilidad a la verdadera belleza; en este épico momento pocos tomaron en cuenta que las dos chicas que desfilaban, eran modelos con síndrome de Down. 


Francesca Rausi, con sólo 4 años dejó claro que el modelaje es para todos y que la percepción de la belleza está revolucionando a lo grande, ella a su corta edad está abriendo camino para nuevas generaciones, porque sí, quiere ser una gran modelo profesional, así como bailarina de ballet. 


Su cabellera larga, esa seguridad en su mirada y la sonrisa que irradia luz en cada paso firme en sus desfiles, es la prueba de que la inclusión en la moda es cada vez más fuerte. Y es que la dulce Francesca lo está haciendo en las grandes ligas, su madre Michelle de 43 años, declaró en una entrevista para Metro


“Francesca ha estado modelando desde que era muy joven. Le encanta y fue la primera niña en Malta en participar en una competencia de modelaje y ganó la top model junior '' 


La pequeña hasta el momento ya ha participado en cinco shows y esto apenas comienza, pues ya ganó como la mejor modelo en un evento internacional y también fue declarada como Miss Junior Malta, todos estos logros la vuelven locamente feliz, asegura su madre ¡Ya hasta tiene su cuenta de Instagram


Sólo para te des una idea, la exclusiva y famosa marca italiana Gucci, quiere que el rostro angelical de Francesa Rausi esté en su próxima colección, ¿Qué tal? Sin duda, un orgullo no sólo para su madre sino también para el resto del mundo, Francesca alzó su rostro y el sonido de sus pies en cada pasarela está haciendo historia.