Esta es la forma más rápida de perder peso después del embarazo

Paciencia, sin duda, el embarazo es un cambio drástico en la vida de una mujer, ya sea a nivel físico o mental, son nueve meses en los que tus hormonas y organismo están en constante cambio, no pretendas recuperar tu figura de un día para otro; bajar de peso después del embarazo es posible y esta es la forma más rápida. 


Lo primero que tienes que tener claro es que hay que adaptarse a un nuevo estilo de vida, los primeros meses luego de dar a luz son cruciales, depende mucho de los hábitos alimenticios, ejercicios y la estabilidad emocional, para llegar a tu peso ideal, entre los 6 y 12 meses post parto. De hecho, lo más probable es que pierdas hasta la mitad de peso luego de la cuarentena. Estos consejos te ayudarán: 

6.- Sin prisa 


En primer lugar, respeta el tiempo de la cuarentena, dale oportunidad a tu organismo de que vuelva a su estado natural, lo recomendable es que dos meses después del parto empieces a hacer algunos cambios en tu dieta, no se trata de nada riguroso, pues la falta de nutrientes afecta la lactancia y salud de tu bebé. Hay que preguntar al médico si ya puedes realizar actividad física, sobre todo, si fue cesárea. De acuerdo a MedlinePlus, las mujeres que amamantan requieren 500 calorías más por día, por lo tanto hay que aumentar la ingesta de proteínas magras, granos, frutas y vegetales. 

5.- Lactancia 


La lactancia va de la mano con bajar de peso, además es lo mejor que le puedes dar a tu bebé, pues fortalece sus defensas, mejora su desarrollo, evita el estreñimiento y la mala nutrición del menor. Además, en el caso de la madre reduce el riesgo de depresión post parto, padecer anemia y ayuda a reducir tallas, estamos hablando de hasta 670 gramos por semana. 

4.- No saltarse comidas 


El error que muchas mujeres cometen después del parto es creer que saltándose comidas van adelgazar, pero lo primero que debes saber es que la salud del bebé y ella se verá gravemente afectada y además, eso no reduce tallas, al contrario el metabolismo es más lento. Lo recomendable es consumir entre 5 y 6 comidas al día, pero en porciones pequeñas, dos de ellas colaciones de fruta o verdura. 

3.- Masticar lento


Es muy importante que dediques un tiempo exclusivo para comer, sin prisa mastica cada bocado, pues ayuda a sentirnos más saciados y evita que comamos entre horas. Además, la digestión mejora porque el sistema digestivo tiene tiempo de eliminar las grasas y el exceso de toxinas evitando el estreñimiento. Comer lento ayuda a tener más energía y no comer en exceso.

2.- Contra tentaciones 


Es claro que durante el día los terribles antojos aparecen, de ahí que se recomienda tener a la mano porciones de alimentos ricos en fibra y proteína, por ejemplo manzana picada, zanahoria o una tostada de trigo con un poco de maní. Además, es bueno beber por lo menos 12 vasos con agua al día, para sentir el efecto de saciedad. Por otro lado, evita los refrescos y jugos, lo mejor es comer la fruta entera para aprovechar los nutrientes y vitaminas.

1.-Ejercicio 


Desde luego, hay que ver la realidad, bajar de peso no es recurrir a una fórmula mágica, requiere un cambio y este debe ser duradero, empieza realizando caminatas, haciendo bicicleta o bailando. Pues tu piel y músculos han perdido elasticidad y hay que activarlos. El  reto está en moverse cada día un poco más, inclusive puedes dar un paseo con el bebé en la carreola, empieza con 15 minutos, no te presiones. 


¿Estás lista para decirle adiós a esos kilos de más?