Cuidado: Cómo saber si tienes una hernia

Las hernias son padecimientos muy comunes, que ocurren porque la parte de algún órgano sobresale por un área muscular débil. Ocurren generalmente por hacer un esfuerzo excesivo y hay diferentes tipos:

- Inguinal: Es la más común y ocurre cerca de la ingle 

- Umbilical: Ocurre en el área del ombligo 

- Incisional: Sale de una cicatriz en el cuerpo

- Hiatal: Una abertura en el diafragma que hace que la parte superior del estómago se mueva hacia el pecho 

- Diafragmática congénita: Es un defecto de nacimiento que necesita cirugía
Factores como el tabaco, el sobrepeso, la tos crónica y el estreñimiento crónico, entre otras cosas, influyen en la aparición de hernias.

Algunos síntomas para identificar una hernia son los siguientes.

5.- Presión en cierta área del cuerpo
Una imperfección en los músculos causa que algún órgano sobresalga entre la piel, lo que ocasiona un bulto en áreas como la ingle o el ombligo, creando presión e incomodidad en el área. El dolor es difícil de describir, pero si has percibido malestares en las áreas mencionadas sin causa aparente, podría tratarse de una hernia. 

4.- Náuseas y vómito
Cuando un pedazo del intestino sobresale de nuestros músculos, puede quedar demasiado apretado, bloqueando el flujo sanguíneo; esto a su vez provoca malestar en el estómago, como una sensación de llenado extrema, náuseas y vómitos.

3.- Estreñimiento
La presión ejercida en el intestino puede bloquearlo por completo, causando malestar estomacal y estreñimiento, evitando que las heces salgan del cuerpo. Esto puede ocasionar una retención fecal, donde las heces se convierten en una masa dura, haciendo que el cuerpo reabsorba las toxinas que no se eliminaron.

Obviamente es una emergencia médica que requiere atención inmediata.

2.- Dolor al toser

La tos crónica es otro factor que puede producir hernias, ya que la presión ejercida cada vez que tosemos puede desacomodar algún órgano en donde no debería, provocando dolor y malestar. 

Esto puede ocurrir más fácilmente si se es fumador o se tiene fibrosis quística, que llena los pulmones de flema y los bloquea provocando la tos.

1.- Bulto que sobresale de la piel
Este es el síntoma más evidente de que se tiene una hernia, ya que puede ser un bulto pequeño o muy visible en diferentes áreas del cuerpo. Aunque muchas veces no causa molestias, a veces resulta doloroso y cambia de coloración a rojo o violeta. Si notas algo así, lo ideal es acudir con un especialista para un correcto diagnóstico y tratamiento. 
Recuerda que cuando notes cualquier bulto anormal es importante buscar atención médica. La hernia muchas veces requiere cirugía para reacomodar el órgano donde corresponde. Trata de mantener tu peso y evitar los factores de riesgo.