Cosas que jamás debes hacer si estás embarazada

El gran paso de la maternidad no es fácil, nadie te enseña a adoptar ese papel y mucho menos evitar cometer errores; la angustia inicia desde que te dan la gran noticia y es ahí cuando el miedo de hacerlo bien o mal se vuelve parte de tu día a día. Por fortuna, hoy te compartimos las cosas que jamás debes hacer si estás embarazada. 

Es claro que el embarazo no se trata de restricciones exageradas, pero hay algunos detalles pocas toman en cuenta, no hablo sólo de lo evidente como no beber alcohol o consumir alguna droga, hay cosas que por la salud de tu bebé y tú no debes hacer: 

10.- Pintar el cuarto del bebé 


Aunque es una práctica muy común en las madres, pues pasan por el proceso de preparar el nido, es decir, decorar el cuarto del bebé. Sin embargo, la toxicidad de la pintura es peligroso para el desarrollo del feto, inclusive las pinturas que tienen la etiqueta de doméstica, recordemos que el olfato de las embarazadas es más sensible. 

9.- Exceso de café 

El punto malo con el café es que es considerado un diurético y estimulante, esto quiere decir que la presión arterial aumenta, así como el ritmo cardíaco y puede afectar el desarrollo del bebé, pues traspasa la placenta y su metabolismo no está preparado para una carga excesiva de cafeína. No olvides que también otros productos como el chocolate y los refrescos contienen cafeína. 

8.-Estar en la misma posición 


Durante el embarazo la circulación sanguínea y la retención de líquidos no es muy favorable, por lo que no se recomienda estar mucho tiempo en la misma posición, ya sea sentada o de pie, pues es la principal causa de la aparición de várices.

7.- Baños largos 

Pese a lo que muchos pueden creer los baños largos o en la tina no son recomendables, sobre todo, durante el primer trimestre así lo afirman expertos en salud de Healthline, pues pasar mucho tiempo en el agua a elevadas temperaturas puede causar defectos en el feto. 

6.- Usar tacones 


La BBC, advierte que hay que tener cuidado con el uso de los tacones durante el embarazo, lo mejor es dejar de lado las plataformas y el tacón de aguja y darle la bienvenida a los zapatos planos, pues conforme avanza el embarazo el equilibrio cambia por el evidente peso, eso sin contar que la retención de líquidos inflama los tobillos y que los ligamentos están muy sensibles, por lo que una lesión y daño en la columna es posible. 

5.- Humo de segunda mano 

Es claro que fumar no es una opción durante el embarazo, pero el humo de segunda mano puede causar daños severos, así que evita estar cerca de alguien que fume. Según los estudios en dicho humo hay hasta 4000 sustancias nocivas que pueden causar abortos, problemas de peso e incluso el bebé puede tener problemas de aprendizaje o fallecimiento de cuna. 

4.- Hacer dietas extremas 


El embarazo es sinónimo de aumento de peso, grasa necesaria para que el feto se desarrolle de forma adecuada, eso sin contar que tu cuerpo se inflamará. Sin embargo, durante este periodo es importante nutrirte correctamente, así que evita hacer dietas que restringen alimentos, como lo es la dieta cetogénica, o cualquier alimentación extremadamente restrictiva, pues esto no sólo daña tu salud, sino también la del bebé, pues no recibirá los nutrientes adecuados. 

3.- Alimentos prohibidos 


Los hábitos alimenticios durante el embarazo deben ser modificados, para empezar hay que evitar las carnes y mariscos crudos, pues podrían estar contaminados de salmonella o toxoplasmosis. Así mismo los embutidos que contienen listeria, una bacteria que puede infectar al bebé y causar intoxicación en la sangre.

2.- Ejercicio de alto impacto

En el proceso del embarazo el cuerpo segrega relaxina en altas cantidades, una hormona que relaja los ligamentos, es decir, estás más propensa a sufrir lesiones. Esto no significa que no hagas ejercicio, al contrario, hacer ejercicios como yoga, estiramientos y caminatas es recomendable; pero evita cosas como levantamiento de pesas, saltar la cuerda o ejercicios de alto impacto, pues estos pueden poner en riesgo tu seguridad. 

1.- No creas todo lo que ves 


Finalmente, recuerda que en Internet, las opiniones de tus conocidos o familiares son una inmensidad de información que no necesariamente es verdad o te favorecerá, así que mantén la calma, busca fuentes confiables y siempre corrobora con tu médico.

Ahora sí, disfruta tu maternidad al máximo y no olvides cuidarte durante esta época del covid-19. Sigue siempre las recomendaciones de tu ginecólogo.