Cómo prevenir la gastritis

¿Gastritis? Son muchas las veces que confundimos un malestar estomacal con este padecimiento, que sucede cuando se presenta inflamación en las paredes del estómago, porque las enzimas y el ácido que favorecen la digestión no funcionan de forma adecuada, pero, ¿Quieres saber cómo prevenirla? 

Según la clínica Mayo, los síntomas de gastritis son: dolor y ardor en el abdomen, particularmente cuando comes elementos irritantes. Así mismo, el paciente experimenta náuseas, vómitos y sensación exagerada de saciedad. No obstante, hay situaciones en las que es posible tener gastritis y no tener ningún síntoma, por lo que hoy te compartiremos algunos consejos para mantenerte lejos de esta enfermedad: 


5.- Evita comidas irritantes 


Los alimentos con alto contenido de grasa dañan el revestimiento del estómago, provocando irritación e inflamación, de ahí que se recomienda reducir la ingesta, sobre todo, cuando son fritos, pues muchos alimentos contienen ácido carbónico, que incrementa la acidez en el estómago. 

4.- Reducir la ingesta de aspirinas 


El uso del ácido acetilsalicílico, mejor conocido como aspirina es muy común en personas aparentemente sanas, no obstante  su efecto antiinflamatorio resulta perjudicial para el sistema digestivo, pues actúa de forma muy agresiva provocando lesiones gastrointestinales, inclusive quienes la toman diario podrían padecer úlceras o hemorragias. 

3.- No saltarse el desayuno 


Son muchas las veces que hemos escuchado sobre lo negativo que resulta saltarse el desayuno, pues es el momento en el que obtenemos gran parte de los nutrientes, fibra, ácidos grasos y agua. De ello depende que expulsemos los desechos de forma adecuada, así mismo la flora intestinal se mantiene sana y evitamos la aparición de gastritis. 

2.- Masticar lento 


En ocasiones la falta de tiempo por la vida acelerada y el estrés, vuelve el hábito de comer un reto que hay que cumplir en minutos, sin darnos cuenta el grave daño que le hacemos a nuestro organismo. De acuerdo a expertos, masticar lento es parte de un buen proceso de digestión, pues de esa forma el cuerpo se prepara para absorber correctamente los nutrientes de los alimentos. De igual manera, evitamos gases, diarrea, cólicos y, por supuesto, la gastritis. 

1.- Cena ligera 


Cada comida influye en tu estado de salud general, por lo que cenar de manera saludable es indispensable, el objetivo de cenar es no acostarnos con el estómago vacío y descansar, pero si comemos en exceso o alimentos grasosos antes de ir a dormir, probablemente tendremos insomnio, retención de líquidos y, problemas gastrointestinales como la gastritis. Por lo que se recomienda una cena que incluya proteína baja en grasa como pescado, huevo o yogur. Además, un cereal, pasta o arroz y grasas saludables como: aguacate o frutos secos.