5 ejercicios que las embarazadas deben hacer

¿Ejercitarse durante el embarazo? Son muchos quienes consideran inapropiada la actividad física en esta etapa, sobre todo, los primeros tres meses, pero los expertos señalan que ofrece grandes beneficios no sólo para la mamá sino también para el desarrollo del bebé, aunque hay modificaciones que se tienen que hacer en los ejercicios para no tener consecuencias graves. 

Las mujeres embarazadas pueden realizar actividad física, siempre y cuando, no les provoque dolor, incontinencia o alguna forma extraña en la barriga, así lo confirma el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos, basta con hacer 30 minutos al día, 5 días a la semana para llevar un embarazo sano.


Beneficios 

El ejercicio físico mejora la salud física de las embarazadas, pues reduce los niveles de presión arterial, el azúcar en la sangre y el exceso de colesterol, lo que mejora la calidad de vida y evita el aumento descontrolado de peso. Además, disminuye el dolor lumbar y mejora el estado emocional, evitando caer en depresión o ansiedad. Cabe destacar, que los siguientes ejercicios son generalizados, de ahí que se recomienda consultar al médico antes de llevarlos a cabo: 

5.- Cardiovasculares 


Durante el primer trimestre los cuidados son más extremos, por lo que se recomienda llevar a cabo ejercicios cardiovasculares leves, por ejemplo 30 minutos al día caminando, sin hacer tanto esfuerzo. En todo caso si se busca realizar rutinas de fuerza, hay que hacerlo con mancuernas pequeñas sólo para tonificar levemente. De igual manera bailar sin hacer movimientos bruscos es una buena opción. 

4.- Natación 


Otro deporte recomendado para embarazadas entrando el segundo trimestre es realizar natación, pues es considerado uno de los ejercicios más completos y seguros para las embarazadas, siempre y cuando, el ginecólogo no lo considere contraindicado. Pues en el agua la mujer se siente más ligera y libera la tensión en la espalda, porque mejora el tono muscular y estimula la circulación sanguínea, además aumenta la resistencia pulmonar. 

3.- Bajo impacto 



En la última recta del embarazo son recomendados aquellos ejercicios que no impliquen alto impacto, pueden ser algunas posiciones básicas de yoga, seguir con la natación o aeróbicos, pues el peso extra ya provoca dolor en la espalda y cansancio extremo. Sin embargo, las caminatas ayudan a liberar endorfinas y relajarse. Por ningún motivo hay que realizar saltos, trotar o escalar. Además, un buen ejercicio es subir las piernas contra la pared 15 minutos al día para mejorar el tránsito sanguíneo. 

2.- Ejercicios de respiración 


Debido a que el cuerpo sufre cambios hormonales y de anatomía, los pulmones se ven afectados, entre más crece la barriga la sensación de que falta el aire puede empeorar. Por lo que se recomienda hacer ejercicios respiratorios para mejorar la oxigenación y aumentar la segregación de endorfinas. Uno básico consiste en tomar aire por la nariz, mientras el abdomen se hincha y sueltas lentamente por la boca, hay que contraer los músculos del diafragma y finalmente repetir 10 veces. 

1.- Ejercicios de Kegel 


Y por último tenemos los famosos ejercicios de Kegel, que son una opción excelente para fortalecer la zona de la pelvis e ir preparando el cuerpo para el parto. Para llevarlos a cabo basta con ir a orinar y contraer la zona de suelo pélvico; sostienes algunos segundos y sueltas. Se recomienda repetir el ejercicio al menos 10 veces al día. 

Comparte esta valiosa información con todas tus conocidas, y si tú estás embarazada, recuerda siempre consultar a tu médico para recomendaciones especializadas.