5 beneficios increíbles de la leche materna

La lactancia materna es crucial en los primeros meses, tanto para el bebé como para la madre, pues es una fuente de nutrientes y permite la recuperación después del parto, de ahí que la Organización Mundial de la Salud, recomienda que se lleve a cabo al menos los primeros seis meses de vida del bebé. 

Esto porque luego de los seis meses ya se complementa la alimentación con frutas, cereales y verduras. No obstante, hay madres que amamantan incluso después del año, pues son muchos los estudios que argumentan los grandes beneficios que esta práctica otorga en el desarrollo del menor y el vínculo con la madre. Veamos más a detalle: 

5.- Bebés más sanos 

 


Durante el período de lactancia los bebés adquieren nutrientes y reducen riesgos en comparación del resto, pues aquellos que son amamantados tienen un menor riesgo de experimentar la muerte de cuna. Además, contrario a los bebés que ingieren fórmula tienen menos probabilidades de presentar obesidad y diabetes, pues la leche materna cumple con los requisitos naturales recomendados. 

4.- Reducción de tallas 


No sólo el bebé se mantiene en su peso ideal, la lactancia también ayuda que la madre se recupera rápidamente, pues los niveles de oxitocina aumentan, lo que ayuda que el útero vuelva a su tamaño habitual y, por lo tanto, la pérdida de peso se acelera. En promedio la mujer que amamanta pierde entre 450 y 500 calorías al día, eso sin contar que también hay investigaciones que explican que hay menor riesgo de presentar diabetes, colesterol, problemas cardíacos y presión arterial alta. 

3.- Disminuye riesgo de osteoporosis 


Aquellas mujeres que amamantan están formando una barrera contra la osteoporosis, pues hay cambios endocrinos, es decir, la absorción intestinal de calcio es más alta, un proceso llamado remineralización, ya que la madre adquiere minerales cuando da pecho por lo que los huesos se fortalecen y de alguna manera previene enfermedades degenerativas como: Alzheimer, cáncer, esclerosis, entre otras. 

2.-Riesgo de depresión 


De acuerdo a las estadísticas, 1 de cada 7 mujeres es propensa a sufrir depresión posparto, pero cuando se el proceso de lactancia esta cifra se reduce, pues permite tener un contacto más profundo entre madre e hijo, contrario a las que no amamantan que se sienten más aisladas y les cuesta establecer ese vínculo emocional con su hijo, además la lactancia favorece el sistema inmunitario que va de la mano con el estado emocional. 

1.-Fortalece sistema inmunitario 


Sin duda, entre los beneficios más destacados de la lactancia está el fortalecimiento del sistema inmunitario del bebé. La leche materna evita que el pequeño contraiga constantemente infecciones, resfriados o algún virus; además, los anticuerpos y proteínas que contiene preparan al bebé y mejoran su sistema digestivo evitando: diarreas, cólicos o vómitos, muy comunes en los recién nacidos. 


¿Conocías estos increíbles beneficios? No olvides compartir esta valiosa información con tus seres queridos.