3 tés que te ayudan a bajar de peso...

¿Quieres hacer un cambio saludable en tu estilo de vida? Sin duda, existen bebidas ideales para despedirse de esos kilos de más, pues tienen la cantidad de proteínas necesarias para aumentar el metabolismo, saciar el apetito y quemar grasa, sobre todo, en la zona del abdomen. No obstante, hay que dejar claro que estos 3 tés no son milagrosos y van de la mano con otros cambios. 

Las propiedades diuréticas de los tés han sido reconocidas desde tiempos milenarios en la medicina tradicional, pues ayudan a eliminar los líquidos retenidos y desinflaman. Por ello te compartimos los tés que puedes realizar fácil y rápido desde casa: 

3.- Té de jengibre con limón 

No cabe duda que la combinación de limón y jengibre es un poderoso adelgazante natural, que además tiene un sabor exquisito. Por su parte, el jengibre es conocido por sus propiedades antiinflamatorias y además es termogénico, esto significa que acelera el metabolismo. Mientras que el limón ofrece maravillosos beneficios para tu salud, en especial porque es un gran antioxidante, así que limpia el organismo, evita la acumulación de grasa y la inflamación en el vientre. 
Se recomienda tomar este té todas las mañanas para potenciar sus resultados, en un período de 5 días, para empezar a ver resultados, prepárate porque tu paladar lo amará. Para prepararlo sólo necesitas poner a calentar una taza con agua y justo antes de que hierva retírala del fuego y añade una rebanada de jengibre, deja actuar 5 minutos y tápalo. Posteriormente, agrega el juego de un limón. 

2.- Té de anís  

Pese a que el té de anís no es muy popular por su efecto adelgazante, es uno de los más efectivos, ya que al consumirlo mejora el sistema digestivo, de hecho expulsa los gases del tubo digestivo, evitando así la inflamación, dolor, gastritis o acidez. Digamos que elimina las toxinas y, por ende, evita la retención de líquidos. 
Prepararlo es de lo más simple, lo único que necesitas es una taza con agua y 3 semillas de anís. Primeramente pon a hervir el agua, una vez que haya llegado a su punto de ebullición agrega las 3 semillas de anís, retira del fuego y deja reposar 5 minutos, ¡Listo! Se recomienda beberlo una vez al día. 

1.- Té verde y menta 

Las maravillas que ofrece el té verde para la salud son muchas, pues es rico en nutrientes  y antioxidantes, los dos requisitos básicos para bajar de peso, así se ha demostrado en distintos  estudios, que destacan que aumenta el metabolismo, de ahí que es considerada una mezcla ligera y diurética. Por su parte, la menta tiene un efecto calmante, por lo que controla la ansiedad de caer en tentaciones, tiene pocas calorías y también mejora el tránsito intestinal. 
Su preparación es muy fácil, en primer lugar pon a hervir una taza con agua, justo cuando hierva vierte ½ cucharada de té verde y 1/2  cucharada de hojas de menta. Deja a fuego lento durante 3 minutos y retira. Deja reposar 10 minutos y pásalo por un colador, ¡Listo! Finalmente endulza al gusto. 
Recuerda que los buenos hábitos de alimentación resultan clave para que puedas bajar de peso rápido. Sencillamente evita los carbohidratos procesados como el pan blanco y cámbialo por pan integral; evita las golosinas ricas en azúcares que solo aportan calorías sin nutrientes a tu cuerpo, y cámbialas por frutas naturales. Entre estos y otros cambios más, harán la diferencia en la báscula.