¿Y tú sabes cuánto realmente vales?

Si crees que no vales nada, terminarás con alguien que te lo confirme. Si crees que no vales nada, lo pierdes todo. No insistas en quedarte en el lugar equivocado, quien es capaz de ver tu verdadero valor es quien realmente merece tenerte y ¡Por favor! No te conformes con menos. Empieza a darte la oportunidad de confiar en ti mismo. No te sientas inferior a nadie, recuerda que eres una persona única, así que evita compararte, pues hay muchas razones para descubrir que vales más de lo que tu crees.

 

No olvides que en el lugar correcto siempre sabrán cuánto vales realmente.