Remedios naturales para aclarar la piel de las rodillas y los codos

¿Ya no sabes qué hacer con tus rodillas y codos? No hay nada más molesto que las manchas oscuras en esas zonas, sobre todo, con la llegada del verano, pues, prefieres no usar ciertas prendas por miedo al qué dirán, ¿Sabías que estas partes adquieren ese tono por la acumulación de células muertas? Además, no cuentan con las suficientes glándulas sebáceas haciendo que luzcan poco agradables. 

¡Tranquila! Por fortuna hay varios remedios caseros para aclarar tus rodillas y codos, sin tener que gastar en tratamientos costosos. Presta atención a los siguientes pasos: 


5.- Elimina las células muertas 

Lo primero que tienes que saber es que las manchas oscuras en los codos y rodillas son porque te expones demasiado al sol y es zona con mucha fricción. Pero, OJO, también puede tratarse de un problema hormonal, así que si luego de seguir las indicaciones no desaparecen te recomiendo visitar a un médico. 


Lo único que necesitas es aprovechar las maravillas del bicarbonato de sodio, que gracias a sus propiedades blanqueará tu piel, pues, es un antibacteriano, antiséptico y exfoliante natural. Para empezar vierte dos cucharadas de bicarbonato de sodio en un recipiente y agrega un poco de agua, hasta obtener una pasta.


Ahora aplica en las rodillas y codos, dando masajes circulares; deja actuar durante 5 minutos y enjuaga. Repite el procedimiento al menos 3 veces a la semana.

4.- ¡Recupera tu tono! 

Bien, una vez que exfoliante la zona de los codos y rodillas, llegó el momento de recuperar tu tono natural. Para ello vamos a usar avena, que suaviza y remueve impurezas. Lo primero que tienes que hacer es añadir dos cucharadas de avena en un recipiente.


Luego agrega dos cucharadas de leche, recuerda que la leche contiene ácido láctico, rico en proteínas y biotina, por lo que tu piel estará más hidratada. Ahora mezcla muy bien y aplica en la zona afectada, deja actuar durante 10 minutos mientras frotas y finalmente enjuaga con agua fría. 


3.- Hidratación profunda 

Es más que claro que la piel de los codos y las rodillas, es más sensible que la del resto, por lo que es muy normal que se vean opacos y hasta agrietados, eso también provoca que adquieran el tono oscuro. Sin embargo, la vaselina es un poderoso hidratante, ideal para que apliques luego de exfoliar. 


Primeramente, tienes que exfoliar los codos y las rodillas, ya sea con avena o bicarbonato, como se mencionó en los pasos anteriores. Una vez que la zona esté bien seca, vas a aplicar bastante vaselina, ¡No temas! Para después envolver rodillas y codos con una venda. Esto para que la vaselina actúe durante toda la noche y a la mañana enjuagas de forma habitual.


2.- Mascarilla antioxidante 

El aceite de oliva extra virgen otorga grandes beneficios para tu piel, pues, ayuda eliminar las bacterias acumuladas del día, sobre todo, cuando te expones al sol y la contaminación. Es un antioxidante natural, capaz de mejorar manchas; además reduce las arrugas y la flacidez porque aumenta la producción de colágeno.


Para empezar pon a calentar 3 cucharadas de aceite de oliva (toma en cuenta la temperatura que resiste tu piel). Luego hay que frotar en los codos y rodillas, antes de irte a dormir. Se recomienda repetir el procedimiento tres veces por semana. 


TIP DE EXPERTOS: También puedes agregar azúcar para exfoliar de forma profunda. 


1.- Aclarado intenso 

Y para concluir, si quieres un aclarado intenso en tus codos y rodillas, el limón es la solución, pues tiene potentes propiedades blanqueadoras, el único detalle es que puede resultar agresivo para algunos tipos de piel, por lo que se recomienda hacer una pequeña prueba antes de usarlo y evitar reacciones alérgicas.


Así mismo, no olvides que por ningún motivo debes exponerte al sol porque pueden aparecer otro tipo de manchas. 


Para usarlo es muy simple, luego de lavar muy bien tus rodillas y codos, parte la mitad de un limón y frota las zonas haciendo movimientos circulares, hay que esperar 10 minutos hasta que se seque. Lo ideal es que lo hagas por la noche y enjuagues por la mañana. 


Siguiendo estos remedios, notarás una diferencia tanto en el color como en la textura de tus codos y rodillas ¡Ya no te dará pena mostrarlos al mundo!