¿Qué pasó en el capítulo final del Chavo del 8?

El chavo del 8 fue uno de los programas de televisión mexicana más famosos y recordados por la gente, que seguía las aventuras del Chavo, un niño huérfano que vivía en una modesta vecindad donde le ocurrían toda clase de aventuras con sus amigos y vecinos.


La última emisión “oficial” del show fue en el año de 1980, creando fanáticos en todo México y Latinoamérica, pero desafortunadamente, no todo en el programa fue eran risas y buenos ratos, ya que existieron diversos problemas entre los actores a lo largo de la serie. 


A pesar de su éxito, El Chavo del 8 nunca tuvo un final oficial, ya que el último episodio antes de pasar a formar parte de Chespirito fue “La lavadora”, que se centra en Doña Florinda quien, cansada de pelear por el lavadero de la vecindad, decide comprar una lavadora que el Chavo terminará destruyendo.

Otros ponen como final otro episodio, en el que todos los personajes cantan a coro “Que bonita vecindad”, donde se puede ver la edad de los actores, y uno de los últimos episodios donde aparecería Don Ramón, interpretado por Ramón Valdez, quien moriría poco después de un cáncer de estómago.


Algunos otros consideran el fin de la serie un último episodio especial, transmitido en 1992, donde se puede ver una especie de sketch con todos los niños en la escuelita con el Profesor Jirafales, quien ya se veía avanzado en años a comparación de cuando inició la transmisión en 1970.


Incluso algunos toman un capítulo censurado donde supuestamente Don Ramón y Doña Cleotilde, la bruja del 71 a la que los niños le tenían tanto miedo, se casan en una misa oficiada por el profesor Jirafales, que, para sorpresa de Doña Florinda, es un sacerdote en las noches.

El episodio terminó siendo un sueño del Chavo, ya que pensaron que la revelación del profesor Jirafales como párroco podría causar un efecto negativo en la iglesia católica.


Pero el final que el creador Roberto Gómez Bolaños tenía planeado para la serie seguramente no lo esperarías, ya que en una entrevista hecha en una gira por Latinoamérica confesó que el Chavo moriría atropellado, tratando de salvar a un niño pequeño, y los habitantes de la vecindad lo recordarían con tristeza.


El episodio estaba escrito pero nunca se transmitió porque una de las hijas del señor Bolaños le dijo que causaría mucha depresión entre los fans más pequeños, marcándolos para siempre. 

Al final, nunca sabremos cómo habría terminado realmente la serie si el programa no hubiera sido cancelado, y probablemente sea mejor así, para recordar con alegría los buenos momentos que nos hicieron pasar sus entrañables personajes.


Y tú ¿Cuál crees que hubiera sido un buen final para El Chavo del 8?