Mira cómo aliviar el dolor de espalda

El dolor de espalda es una de las dolencias más comunes en el mundo. Puede ser causado por estrés, mala postura, alguna lesión o golpe e incluso cansancio; es muy molesto porque el dolor puede ser muy intenso a veces, impidiéndonos movernos con libertad.


Aunque lo primero que queramos hacer sea tomar un analgésico, esto solo aliviará las molestias momentáneamente. Sigue estos consejos para tratar de eliminar esa horrible molestia de forma prolongada. 

10.-  Aplica calor y frío en la zona


El calor es ideal para relajar el área adolorida, mientras el frío ayuda a desinflamar, por lo que utilizar frío y calor de forma intermitente puede ayudarnos a reducir el dolor de espalda.

Procura empezar con el frío para desinflamar, y luego cambia al calor para empezar a relajar el área afectada. Da intervalos de entre 15 y 20 minutos a cada uno y notarás como tu espalda se siente mejor.

9.- Trata de relajarte


Si sientes un dolor muy intenso, trata de acostarte o sentarte derecho por un momento. Una posición correcta ayuda a estirar las vértebras de la columna y mejorará el dolor.

Puedes tumbarte con la espalda hacia el suelo y hacer respiraciones, tratando de que el pecho se abra lo más posible. Esto puede ayudar a relajar tu mente y tu cuerpo, permitiéndote descansar un poco.

8.- Mejora tu postura


La mayoría de las veces el dolor de espalda es causado por mantener una mala postura ya sea sentados o acostados, y muchas veces solo basta acomodarnos correctamente para aliviar las molestias.

Esto es especialmente importante si tienes un trabajo que te obligue a estar sentado por muchas horas. Trata de encontrar una silla adecuada y acomodarte de forma correcta para evitar problemas en el futuro. 

7.- No mantengas la misma posición mucho tiempo


El cuerpo humano está diseñado para moverse, por lo que quedarte inmóvil mucho tiempo puede lastimarte. Trata de caminar o moverte cada cierto tiempo, sobre todo si necesitas estar sentado muchas horas.

Lo ideal es que te tomes 5 minutos por cada hora para activarte y moverte, así evitarás que las vértebras de tu columna se aplasten y te duelan.

6.- Pide un masaje


Si el dolor es muy intenso o sientes “nudos” en tu espalda, un masaje relajante puede ser la solución. Pídele a alguien que te ayude en las zonas donde tú no puedas alcanzar, presionando con las yemas de los dedos para deshacer los nudos de tensión.

Utiliza una pomada con árnica, que es ideal para desinflamar y relajar, ya que genera bastante calor. Si no puedes pedir ayuda, usa una pelota de tenis contra la pared y empieza a moverte donde sientas dolor. La presión de la pelota ayudará.

5.- Duerme en una posición adecuada


La mejor posición para la espalda es si dormimos boca arriba, con una almohada adecuada no muy alta y otra más en las rodillas, para mantenernos rectos toda la noche. Si duermes de lado, una almohada entre las piernas puede ayudar a enderezar la columna.

4.- Mantén un peso saludable


El sobrepeso afecta a muchas cosas en el cuerpo, y una de ellas es tu columna, ya que, al ser la que sostiene el cuerpo, debe de hacer un esfuerzo para mantener el peso extra que le estás agregando.

Aliméntate bien, haz ejercicio y mantén un peso saludable, y verás cómo tu espalda te lo agradecerá.

3.- Haz estiramientos


El estiramiento ayuda a que las vértebras liberen presión, aliviando molestias en la columna y los músculos. Te permite desarrollar cierta flexibilidad y evita que te den calambres a la hora de hacer otro tipo de ejercicio.

Se puede hacer de pie, sentado o acostado, y puedes ver algunas rutinas de estiramiento aquí.

2.- Trata de reducir el estrés


Si, suena difícil, pero el estrés por el trabajo, la rutina diaria o la falta de tiempo pueden ser la causa principal de ese dolor de espalda que sientes.

El estrés hace que nuestro cuerpo se tense y que los nervios se pongan más en alerta, haciendo que el dolor se agrave. Date unos momentos para relajarte; medita, ve una película, sal a caminar un poco y despeja tu mente.

También un poco de aromaterapia a la hora de dormir puede ayudarte. Las infusiones y aceite esencial de lavanda son relajantes por excelencia y te ayudarán a dormir mejor.

1.- Haz ejercicio regularmente


Aunque lo primero que queremos hacer con el dolor es recostarnos y no movernos, para la espalda esto puede resultar peor. Lo mejor es mantenerse activo y realizar ejercicio de forma regular, ya que nos dará fuerza y flexibilidad, aliviando las molestias de la columna.

Practicar yoga, natación, pilates o simplemente caminar pueden ayudarte muchísimo, ya que no son ejercicios pesados y te mantienes en forma.

Si ninguna de estas recomendaciones te ayuda, consulta a un especialista para que te asesore y te recomiende algún medicamento, sobre todo si sufriste algún accidente, caída o golpe.