La solución perfecta para la ansiedad...

La ansiedad es una sensación de temor, miedo y nerviosismo que puede estar ligada al estrés. Es una sensación normal cuando vamos a hacer algo nuevo, o tenemos algo importante en la escuela o el trabajo. 


El problema es cuando se convierte en un trastorno, ya que la sensación de temor es tan abrumadora que nos detiene de realizar cualquier actividad, resultando incapacitante y muchas veces manifestándose físicamente con palpitaciones, sudoración excesiva, problemas para respirar y hasta tensión muscular.


Aunque parezca difícil, hay algunas formas en las que se puede reducir esta sensación de pánico tan abrumadora, solo necesitas hacer algunos cambios de hábitos como los siguientes.

9.- Haz una rutina diaria


Hacer un horario para las cosas pendientes del día es una de las formas de regular la ansiedad, ya que te da el control de lo que harás, sin tratar de enfocarte en muchas cosas a la vez, además de que acabará con el caos, te ayudará a organizarte e incluso te dejará tiempo libre.

Acostumbrarse al caos no es bueno para la salud mental de nadie, así que fíjate horarios, para que sientas la satisfacción de haber cumplido con metas establecidas.

8.- Duerme suficientes horas


La ansiedad causa que estemos en una alerta constante, por lo que el insomnio es un rasgo común en este trastorno. Pero la falta de sueño produce irritabilidad y falta de concentración, por lo que necesitamos una rutina de sueño.

Evita usar el celular o la televisión en la cama, trata de dormir a oscuras y no uses ningún dispositivo electrónico por lo menos una hora antes de dormirte. Trata de no tomar siestas en el día y de acostarte a la misma hora siempre, para crearte un horario. Evita también la cafeína, ya que solo aumentará tu ansiedad.

7.- Evita el alcohol y el cigarro 


Las sustancias como el alcohol y el cigarro ayudan al cuerpo a relajarse momentáneamente, pero cada vez necesitando mayor cantidad, creando así una dependencia y adicción.

Para una persona con ansiedad, estas sustancias son una forma de desinhibirse y relajarse, sobre todo en situaciones sociales, por lo que es fácil que caigan en el exceso. De preferencia deja de tomarlas por completo, y si no puedes hacerlo por tu cuenta busca ayuda profesional.

6.- Come saludablemente


La dieta balanceada ayuda a mantener nuestra salud física y mental. Alimentos ricos en calcio como la leche y el yogurt, abundantes en Omega 3 como el salmón, el atún, la linaza o las nueces; con una gran cantidad de magnesio como las espinacas y el aguacate, o ricos en vitaminas del complejo B como el huevo o las carnes ayudan a manejar la ansiedad mejor.

Cuídate de la cafeína, las grasas saturadas, la comida muy salada o los dulces, ya que solo harán que tu ansiedad aumente, ya que algunos como el café y el azúcar generan dependencia.

5.- Haz ejercicio regularmente


Además de los beneficios a nuestra salud física como el fortalecimiento de músculos, huesos y la pérdida de peso, el ejercicio ayuda a oxigenar nuestro cerebro y a producir serotonina, una hormona que se encarga de relajarnos y de ponernos de buen humor.

Hacer por lo menos 15 minutos de ejercicio, como caminar, correr, aeróbicos o alguna actividad deportiva de tu gusto, y verás que te sentirás más tranquilo. Incluso dormirás mejor.

4.- Sal de casa


Hay un trastorno muy específico de la ansiedad llamado agorafobia, que es el pánico de encontrarse en situaciones sociales de las que uno no puede escapar. Generalmente, esto provoca que la persona evite estas situaciones lo más posible, llegando a enclaustrarse en casa.

Puede ser difícil, pero tratar de salir de casa a hacer actividades puede ayudar a manejar la ansiedad de mejor manera. Hay que hacerlo de a poco, en lugares no tan concurridos e ir aumentando el reto con el tiempo. Pedir a alguien de confianza que nos acompañe puede hacer la situación menos tensa.

3.- Intenta hacer actividades grupales


La ansiedad es un trastorno que puede llevarnos al aislamiento si no ponemos atención, ya que las situaciones sociales generan mucho estrés y nerviosismo, sobre todo si es en una actividad completamente nueva.

Trata de buscar grupos pequeños, de no más de 5 personas y en alguna actividad que te llame la atención. Será difícil, pero es un paso más para tratar de superarla. Si no quieres llegar solo a un nuevo lugar, pide a algún amigo o familiar que vaya contigo.

2.- Convive con amigos y familiares


Evita aislarte por completo de tu familia y amigos, intenta hablar con ellos sobre tus miedos y preocupaciones, ya que te pueden ayudar a ver objetivamente cosas que probablemente veas más grandes de lo que son. Si conoces a alguien que sufre ansiedad, trata de escuchar y apoyar, no juzgues ni hagas que la persona se sienta más culpable e insegura. A veces compartir los problemas con alguien puede hacer la diferencia.

1.- Busca ayuda profesional


Si sientes que nada de lo que haces te está ayudando, busca la opinión de un profesional. Muchas veces con terapia psicológica podemos aprender a manejar nuestra ansiedad y ver de dónde vienen estos miedos; en casos muy graves, el tratamiento psiquiátrico puede ayudarnos a mejorar nuestra calidad de vida.

Espero que estos consejos te ayuden a encontrar la paz y estabilidad emocional que tanto necesitas