La forma correcta de depilar tus piernas...

¿Te depilas con cera? La verdad es que es uno de los métodos más maravillosos para eliminar el vello, sobre todo, porque tarda al menos dos semanas en volver aparecer, el problema es cuando eres sensible o alérgica a dicho producto; por ello es muy importante que tomes en cuenta ciertos trucos a la hora de aplicarla. 


Eso sí, no es fácil manejar la consistencia pegajosa sin terminar con alguna situación incómoda o accidente, prepara a tu piel para recibir ese jalón que arranca el vello y olvídate de la picazón y dolor, con estos sencillos pasos ¡Toma nota! 

8.- Limpieza ante todo 


Es indispensable que no minimices la limpieza antes de aplicar la cera, hay que lavarse muy bien las manos, si puedes utiliza guantes de látex y revisa que la temperatura de la cera sea la adecuada para tu piel. Por ningún motivo utilices cremas o aceites en la zona antes de depilar ¡Podrías quemarte! OUCH...

7.- Un poco de hielo 

¿Te da miedo el dolor? Si es tu primera vez con la cera, ¡Ni te preocupes! Porque el hielo es la anestesia más natural y antigua que te dará la calma que necesitas.


Lo único que tienes que hacer es colocar unos cuantos hielos de cubo en una toalla pequeña, hacer un dobles y aplicar durante unos minutos en la zona que vas a depilar, esto hará que quede insensibilizada, ahora sí coloca la cera de forma habitual. 

6.- ¿Cera fría? 

Sin duda, las bandas de cera fría son las de las más utilizadas, pues, son muy fáciles de usar y, muchos aseguran que son menos dolorosas que la cera caliente, además no corres el riesgo de sufrir una quemadura. Sin embargo, si por alguna razón necesitas que esté caliente hay un truco infalible. 


Basta con colocar la banda de cera fría en un aluminio (cubierta por los dos lados) y luego pasar la plancha del cabello ¡Listo! Cera caliente en tus manos. 


5.- Sin rastros de cera 


En serio, no hay nada más molesto que terminar con la piel pegajosa y con los residuos de cera por todos lados ¡Ya no te preocupes! Basta con usar un toque de aceite de oliva luego de la depilación, es importante que apliques una cantidad generosa y luego des masajes circulares para retirar la cera, también puedes probar con las uñas pero ligeramente para no irritar la zona. 

4.- Sin irritación  

¿Te depilaste y la zona quedó rojiza? Tranquila, lo importante es que no estés manipulando constantemente o vas irritar más, uno de los remedios más efectivos es la mezcla de aloe vera, que tiene un efecto antiinflamatorio que repara gracias a que hidrata y suaviza.


Pero, si a eso le agregamos un toque menta que es excelente para calmar cualquier picor. Lo único que tienes que hacer es mezclar dos cucharadas de aloe vera y agregarle 5 gotas de aceite esencial de menta ¡Adiós enrojecimiento! 


3.- Sin gota de sudor 



Es claro que a veces el clima o las prisas no cooperan, si por alguna razón tus axilas o cualquier otra zona que desees depilar está sudorosa, lo recomendable es que apliques un poco de talco; así, la cera se fijará en el vello únicamente.  pongas con la palma de tu mano y luego apliques la cera, verás como el resultado es mucho mejor. 

2.- ¿Quieres frenar el crecimiento del vello? 


Y bien, otro consejo que puede ayudarte a que el periodo sin vello luego de la depilación sea más duradero, es aplicar limón y sal, pero OJO, recuerda que esto debe ser por la noche y evitar exponer la zona al sol, porque el limón puede manchar la piel. 


Para empezar es posible que el limón te pique un poco, pero sólo un momento, si persiste es porque de plano te está haciendo daño, así que para el procedimiento. Lo único que tienes que hacer es agregar la mitad del jugo de un limón y una cucharada de sal, luego coloca la mezcla en un atomizador, bate muy bien y aplica en la zona después de depilar. 


1.- Prepara a tu piel 

Otra manera de preparar la piel para la depilación con cera y evitar irritaciones es la exfoliación, esto permite eliminar las células muertas y deja la piel más suave.


Además, se recomienda tomar un baño caliente para abrir los poros y que el vello se pueda retirar con facilidad. Un día antes de depilarte aplica miel y azúcar en las zonas, dando masajes circulares y ¡Listo! Enjuaga con abundante agua. 


Y bien ¿Lista para depilarte? Créeme, será fácil, rápido ¡Y sobre todo sin dolor!