Escaló la ventana del hospital para despedirse de su madre

Con más de 14 millones infectados en todo el mundo, el COVID-19 ha frenado las vidas de todos, y se ha llevado a miles, dejando familias devastadas por no poder darles un último adiós a sus seres queridos.


Pero esto no fue así para Jihad Al-Suwaiti, un joven palestino de Cisjordania que hizo hasta lo imposible para acompañar a su madre enferma en sus últimos momentos. Su fotografía ha estado dando la vuelta al mundo.


La madre de este joven, llamada Rasmi Suwaiti, de73 años, padecía leucemia y fue diagnosticada con COVID-19, por lo que se encontraba aislada en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Hebron State.


Su hijo quería entrar con ella, pero no se lo permitieron, por lo que se le ocurrió escalar las paredes del hospital y quedarse en la ventana para cuidar de su madre, que lamentablemente no sobrevivió.
Jihad Al-Suwaiti fue entrevistado por el Arabic Post, y comentó: 

“Me senté indefenso detrás de la ventana exterior de la sala de cuidados intensivos, viendo el último momento de mi madre” 

“Cuando intenté entrar en su habitación no me lo permitieron, así que subí a la ventana de su habitación y la observé desde el cristal exterior hasta que respiró por última vez. Sentí la mayor incapacidad de hacer algo para salvarla”


Aunque se siguen haciendo pruebas e investigaciones para encontrar una vacuna, el virus se ha llevado muchísimas vidas que ya no se recuperarán, dejando familias tristes y desoladas, haciendo hasta lo imposible por estar al lado de sus seres queridos en sus últimos momentos.