Encuentran un animal que se creía extinto...

Cuando uno pasea al aire libre, no es de sorprender que hallemos alguna ave, ardilla o insecto, pero la suerte fue diferente para un hombre de China, quien se encontró frente a una criatura extremadamente extraña. Al principio, creyó que se trataba de un animal mutante, pues parecía sacado de un libro de criaturas míticas, pero después se dio cuenta de la realidad. 


El habitante de la ciudad de Dongshan, en la provincia de Yunnan, China, encontró en un arroyo a una extraña tortuga, con una enorme cabeza y boca parecida al pico de un águila, y la cola escamosa como la de un cocodrilo.


El hombre inmediatamente llamó a la policía forestal, quienes no tardaron en capturar al espécimen, y se dieron cuenta de que era una tortuga cabezona o macrocéfala (Platysternon megacephalum), que vive en estanques de agua poco profundos en zonas del sudeste asiático, y con su poderoso pico se ayuda para devorar moluscos y crustáceos.

Generalmente es un animal nocturno, pero de día se la pasa enterrado cerca de las aguas en las que se alimenta, escondida entre las rocas.


Las autoridades llevaron al animal a una estación de rescate de vida silvestre local; donde lo atendieron y lo regresarán a su hábitat. El canal televisivo chino CGTN mostró al animal en su cuenta de Twitter el siguiente video.



De acuerdo con la Unión Integral para la Conservación de la Naturaleza, este espécimen se encuentra altamente amenazado debido al comercio ilegal en China, Vietnam y Laos, donde su carne es muy demandada, por la destrucción de su hábitat y su comercialización como mascotas, por lo que es muy raro encontrarlo en zonas silvestres.