El terrible proyecto Abigail del Área 51

Entre las personas que creen en las teorías conspirativas, existe una especial fascinación por el Área 51 en los Estados Unidos, donde se cree que se ocultan los experimentos más clasificados, además de evidencia de vida extraterrestre; muchos aseguran que incluso, esconden ahí restos de naves alienígenas.

Pero por más que el gobierno estadounidense ha dicho que se trata solo de una Base Aérea, cientos de relatos narran fantásticas historias respecto a dicha zona. Pero el que verán a continuación, indudablemente, es de los más escalofriantes. 


Entre los tantos siniestros secretos que se ocultan entre sus paredes, uno de los más escalofriantes es el Proyecto Abigail, supuestamente iniciado justo después de la Segunda Guerra, cuando el Área 51 fue abierta para hacer pruebas de todo tipo, incluyendo nucleares.

Entre el equipo de investigadores se encontraba Albert Wester, quien estaba a punto de comenzar una serie de experimentos, para los cuales necesitaba un voluntario de confianza, debido al secretismo que se manejaría. La persona elegida fue la propia hija de Wester, de nombre Abigail, quien supuestamente aceptó porque tenía pensado hacer un reporte sobre el Área 51 para la universidad donde estudiaba.


De acuerdo a la historia que ronda en internet, la joven fue sometida a peligrosas dosis de radiación, esto para ver la reacción del cuerpo humano ante esta; de esa forma encontrarían la manera de crear resistencia a las partículas radiactivas. Desafortunadamente, dichos experimentos sólo transformaron a la joven en un verdadero monstruo: su piel se volvió arrugada, se le cayó el cabello, pero además, sus huesos y dientes crecieron al grado de deformarla completamente; Abigail estaba irreconocible.


En solo dos años, Abigail había perdido completamente la cordura, se había convertido en una monstruosa criatura que ya no podían salvar, a la cual, además debían administrar cierta cantidad de sustancias químicas a las que ya era dependiente. Después la escondieron en una resistente prisión de metal, sin ventanas, ni rejas, fuera de la vista de cualquiera; los guardias solo le llevaban comida cada cierto tiempo, pero no sabían la horrorosa verdad que se encontraba tras aquella puerta.


Incapaz de cargar con la culpa, el padre de Abigail se terminó quitando la vida, pidiendo que alguien por favor tratara de volver a su hija a la normalidad, o que por lo menos no la sacrificaran. 

El Ejército, sin embargo, decidió dar por terminado el proyecto y dejar morir de hambre a la criatura que alguna vez fue Abigail; pero a los pocos días de esto, escapó al desierto y nadie más volvió a saber de ella. Hay quienes dicen que sus feroces gruñidos pueden escucharse de vez en cuando. 


¿Mito o realidad?

Aunque la historia es solo una leyenda urbana creada en internet y pasada de foro en foro, muchos la han creído como verdadera y se obsesionan por encontrar pruebas para demostrar la escalofriante verdad. 

Algunos creen que la inspiración fue tomada del proyecto Biosfera 2, hecho en Arizona en la mitad del desierto en la década de los 90 como un experimento para ver como funcionaria una colonia humana en otro planeta.


Pero aunque sea ficticio, el Proyecto Abigail llega de cuando en cuando a las redes, atrayendo a cada vez más internautas a los misterios que supuestamente esconde el Área 51.

¿Crees que este relato pueda ser verdad, o se trata de un simple mito urbano?