Cuidado: señales de que tus riñones están comenzando a fallar

Los riñones son los órganos encargados de filtrar las toxinas y los desechos de nuestro cuerpo; también procesan la vitamina D para mantener los huesos fuertes y crean glóbulos rojos para que el oxígeno fluya por nuestra sangre, por lo que tenerlos enfermos es un problema serio.


De acuerdo al Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales, una persona tiene insuficiencia renal si los riñones funcionan a menos de un 15 por ciento de lo normal, lo cual solo puede ser determinado por expertos. Desafortunadamente, la enfermedad en los riñones, en su estado más avanzado, puede ser irreversible y afecta severamente la calidad de vida de las personas, por lo que detectar síntomas tempranos puede ayudarnos a cambiar ciertos hábitos y mantener nuestra salud lo mejor posible.

10.- Presión arterial alta


La presión alta puede ser una causa o una consecuencia de problemas renales de acuerdo a la Fundación Americana del Riñón. Una de las funciones de los riñones es controlar la presión sanguínea, y cuando estos no funcionan, el corazón debe bombear más fuerte de lo normal para que la sangre llegue a todos los rincones del cuerpo.

¿Por qué la presión alta afecta nuestros riñones? En estos órganos hay muchísimos vasos sanguíneos llamados glomérulos, y cuando el corazón bombea con demasiada fuerza, puede dañarlos. Es importante controlar la presión comiendo menos sal, hidratándose adecuadamente e incluyendo alimentos que regulen el azúcar y los niveles de colesterol, para que nuestro corazón trabaje bien.

9.- Piel seca con picazón


De acuerdo a la Fundación Alcer Castalia, los riñones dañados, al no poder eliminar las toxinas del cuerpo, termina depositándolas en la piel, dejándola escamosa, seca y con picor, además de desprotegida para cuidarnos de infecciones en el aire.

Lo mejor para tratar este problema es mantener una dieta rica en grasas saludables, ducharse menos tiempo con agua tibia, y utilizar productos hidratantes como cremas o aceites. Recuerda, si tu piel empieza a resecarse sin razón aparente, consulta a tu médico para que revise tus riñones.

8.- Problemas para dormir


El insomnio puede ser un síntoma de que algo anda mal con los riñones. Según el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales de los Estados Unidos, las toxinas acumuladas en el cuerpo producen alteraciones del sueño, haciéndonos sentir cansados el resto del día.
Esto también provoca apnea, una afección donde la persona deja de respirar por unos segundos y luego, cuando el aire regresa, genera un ronquido. Si de pronto, sin razón aparente, sientes que no puedes dormir bien o te dicen que empiezas a roncar, acude con tu médico para que te haga un examen de los riñones.

7.- Mal aliento y sabor metálico en la boca


El mal aliento o halitosis, es generalmente causado por una mala higiene bucal, pero a veces es señal de alguna afección en los órganos internos. Según la información del portal Medline Plus, el mal aliento por daño renal puede tener un olor similar al amoníaco, que es parecido al de la orina o el pescado. 
Otro síntoma es tener un sabor metálico en la boca junto con el mal aliento, ante lo cual debes consultar a un especialista.

6.- Falta de aliento


Según los investigadores del portal Life Options, la causa de esa falta de aire puede ser por dos cosas: La primera es que, al no filtrar los líquidos de forma adecuada por el fallo en los riñones, estos se alojan en el pulmón, obstaculizando la entrada de oxígeno.

La otra es que los riñones producen una hormona llamada EPO que se encarga de crear los glóbulos rojos de la sangre. Cuando estos no funcionan, se producen menos cantidad de glóbulos y llega menos oxígeno al cuerpo, por eso nos cansamos más rápido.

5.- Dolor de cabeza y debilidad


De acuerdo con la Fundación Nacional del Riñón, los riñones dañados no pueden filtrar las toxinas ni producir la hormona EPO, reduciendo los niveles de oxígeno en la sangre y cambiando su composición química, causando debilidad y mucho dolor de cabeza. Además, si junto a este síntoma presentamos la falta de sueño, el malestar solo empeora. 

4.- Ojos hinchados


Si por las mañanas te despiertas con los párpados hinchados sin razón aparente, algo puede estar mal con la salud de tus riñones. Según los médicos de la clínica Renalis, esta hinchazón de los párpados se produce por una eliminación excesiva de proteína, que ocurre cuando el sistema de filtración de los riñones está dañado, llevándose consigo nutrientes que el cuerpo necesita y dejando toxinas en el organismo.

La hinchazón de los ojos puede ocurrir también por alergias o picaduras de insectos, por lo que debes poner mucha atención a la causa para descartar fallo renal.

3.- Hinchazón de tobillos, pies y manos


De acuerdo a Mayo Clinic, la hinchazón de las piernas, pies, tobillos o manos puede ser causada por un exceso de líquido en el cuerpo, la cual desencadena dolor o falta de movilidad en la zona afectada. Esto ocurre cuando los riñones fallan, debido a que estos órganos se deshacen del exceso de agua acumulada en el cuerpo mediante la orina; pero cuando este proceso no se lleva a cabo correctamente, los líquidos se acumulan bajo la piel.

Ten en cuenta que el calor o una dieta con un exceso de sodio también provocan retención de líquidos, pero para descartar lo peor, será mejor acudir con un profesional de la salud. 

2.- Dolor de espalda


De acuerdo con la Fundación Americana del Riñón (AKF por sus siglas en inglés) uno de los síntomas más claros y comunes del daño renal, es un dolor profundo en la zona baja de la espalda. 

Puede que el dolor sea alguna lesión de tu espalda o cansancio, pero debes de poner atención a otros síntomas y consultar a un médico para determinar la causa de este problema. Recuerda, el dolor puede ser en el centro de la zona baja de la espalda, o bien, en uno o ambos costados. 

1.- Cambios en la orina


Los riñones son los encargados de producir la orina, a través de la cual desechamos toxinas de la sangre, por lo que según la información del portal MSD Manuals, un cambio en la forma de orinar puede significar una infección de vejiga o riñones, o una afección más grave.

Una persona puede orinar entre 4 y 9 veces al día, y esto se considera normal. Si vas más de estas veces o muchas menos, tu orina tiene sangre, o un color oscuro, y es espumosa, acude inmediatamente al doctor, ya que tus riñones tienen un problema.

Por favor, no ignores estas señales, recuerda que si detectas los síntomas a tiempo, podrás obtener el tratamiento que necesitas para mejorar tu calidad de vida. Comparte esta valiosa información con toda tu familia.