Cuidado: Señales de que tu hígado está fallando

El hígado es un órgano sumamente importante, ya que se encarga de regular las toxinas de la sangre, ayuda al estómago a digerir los alimentos y a desechar lo que no sirve, procesa la glucosa para convertirla en energía e incluso procesa los medicamentos para que ayuden mejor al cuerpo.

Por esto mismo, es importantísimo que revises estos 10 síntomas, para asegurarte que todo esté bien.


10.- Dolor abdominal 


Si en alguna ocasión sientes un dolor en el lado superior derecho de tu abdomen ¡Cuidado! Eso quiere decir que algo no está bien con tu hígado. Muchas veces este malestar es causado por los excesos en el uso del tabaco, alcohol y otras sustancias químicas, pero también por el consumo de alimentos poco nutritivos e irritantes.

El dolor puede ser momentáneo, y a veces muy intenso, pero ¿Porque duele? Lo más probable es que tu hígado esté hinchado, y es la forma en que avisa a tu cuerpo que necesita ayuda. Entre muchas otras funciones, el hígado ayuda al sistema digestivo a procesar los nutrientes de la comida y eliminar las toxinas, por lo que si no funciona bien, tendremos toda una serie de problemas gastrointestinales más adelante.

9.- Alergias


El hígado es el órgano encargado de filtrar las toxinas del cuerpo para evitar que nos dañen, pero cuando está sobrecargado de desechos químicos envía señales al cerebro pidiendo ayuda. Este manda anticuerpos a nuestro sistema, ya que trata las sustancias como si fueran alergias y por eso la piel se llena de ronchas y erupciones que dan mucha comezón.

Estas ronchas son especialmente visibles en las palmas de las manos o las plantas de los pies, y generalmente son de los primeros síntomas notorios de que algo está mal con el hígado.

8.- Aumento de peso


Si empiezas una dieta o ejercicio, y notas de repente una subida de peso, puede ser que tengas algún problema de tiroides o que tu hígado está muy sobrecargado de grasas, azúcares o medicamentos que no han sido absorbidos correctamente. 
Debido a la mala alimentación, el hígado puede llenarse de células grasas y es necesario ayudarlo a limpiarse, pues esto puede traer otros problemas de salud más graves, y ocasionar enfermedades como la diabetes.

7.- Moretones 


Es normal tener moretones o hematomas de vez en cuando, ya que ¿Quién no ha tenido accidentes o caídas alguna vez? El problema es cuando estos aparecen sin razón aparente o por golpes muy ligeros.
El hígado se encarga de producir las proteínas necesarias para la coagulación de la sangre, pero si está enfermo no puede hacerlo, y esto debilita los vasos sanguíneos, haciéndolos más propensos a reventarse y, por ende, a tener más moretones de lo normal.

6.- Pérdida del apetito


Al principio parece una buena noticia, sobre todo para quienes buscan perder peso; pero lo cierto, es que la repentina falta de apetito indica un problema grande en nuestro cuerpo, particularmente en el hígado.

Esto desencadenará otros problemas como dolores agudos de estómago, vómitos inesperados y otros problemas digestivos. Es importante acudir al médico si notamos alguna anomalía, para así evitar otras enfermedades más adelante.

5.- Orina oscura


El hígado, cuando se encuentra muy sobrecargado, forma un exceso de bilirrubina, un pigmento amarillo formado por los glóbulos rojos muertos en el hígado. Los riñones tratan de ayudar al hígado a deshacerse de este exceso y la eliminan en la orina, que puede tener tonos anaranjados, rojos e incluso marrones.

El problema puede ser aún más severo si junto con la orina oscura, hay heces con sangre. Si tienes alguno de estos síntomas, corre a ver a tu doctor, pues tu hígado está fallando terriblemente. 

4.- Fatiga crónica


Si bien, el estilo de vida en la actualidad es bastante agotador, no es normal tener fatiga crónica, pues sentirse cansado todo el tiempo puede ser señal de otros problemas. Si tienes más de 6 meses con este padecimiento, que se siente como tener una gripe eterna, es mejor consultar a tu médico, porque puede haber problemas con tu hígado.

Este órgano se encarga de convertir la glucosa en energía entre las comidas y si se encuentra dañado o enfermo, nuestra producción de energía se ve seriamente afectada.

3.- Mal aliento crónico


Aunque pensemos que el mal aliento es causado por las bacterias en nuestra boca o por alguna comida con mucho ajo, cebolla y otros alimentos, lo cierto es que las diferentes áreas del cuerpo están interconectadas, y a veces un olor extraño indica que hay algo mal con los órganos internos.

Cuando el hígado no funciona correctamente, el cuerpo envía este mal olor conocido como “hedor hepático”, lo reconocerás porque este no desaparece después de cepillar los dientes. Lo ideal en este caso es visitar a tu médico para descartar cualquier problema interno.

2.- Inflamación de piernas y tobillos


Cuando el hígado está muy enfermo, trata de curarse solo y forma cicatrices. Este tejido no puede producir proteínas ni cumplir con las funciones del tejido sano como limpiar la sangre y digerir alimentos.

Esto provoca una presión arterial alta en las venas del hígado que ocasiona retención de líquidos en el cuerpo, mucho más notoria en piernas y tobillos debido a la gravedad. A este padecimiento se le conoce como edema, y causa problemas circulatorios si no se atiende.

1.- Piel y ojos amarillos


Cuando la piel y el blanco de los ojos de una persona se tornan amarillentos, es un síntoma inequívoco de que algo anda mal con su hígado o el conducto biliar. Este color aparece por el exceso de bilirrubina.

El hígado enfermo, al no poder eliminar este exceso, torna nuestra piel amarilla, y a esto se le conoce como ictericia. Si tienes este síntoma acude inmediatamente al médico para obtener la atención necesaria.

Recuerda que el hígado es un órgano que tiende a curarse solo, así que lo mejor que puedes hacer es cambiar tus hábitos poco saludables y llevar una dieta balanceada y ejercicio, así el esfuerzo que hace por tu cuerpo será mucho menor.