Cómo prevenir la aparición de várices


Si después de un día agitado en el trabajo o la escuela llegas y ves unas venitas hinchadas con forma de araña en tus piernas, tienes várices. Esto ocurre porque las válvulas de tus venas están debilitadas o dañadas y acumulan la sangre, causando inflamación.

Son muy comunes y si eres mujer tienes más posibilidades de tenerlas. También si tienes sobrepeso, eres una persona sedentaria o alguien más en tu familia las tiene. 


Pero no te apures, ya que hay algunas cosas que puedes hacer para prevenirlas o hacer que desaparezcan. Aquí te damos algunos tips.

8.- Hidrata tu piel


La hidratación de la piel ayuda a prevenir el calor, la sequedad y la picazón, ayudando a prevenir estas molestas várices. 

Puedes usar una crema, aceites esenciales como el romero, el ciprés o la manzanilla que tienen propiedades antiinflamatorias, o el aloe vera, que tiene múltiples beneficios en nuestra piel, además de ser un excelente hidratante.
 
7.- Camina en puntillas


Contraer los músculos de las piernas ayuda a estimular la circulación de la sangre y evita la aparición de las várices. Una buena forma de hacer esto es caminando de puntillas de 3 a 5 minutos diariamente. Tus piernas te lo agradecerán.

6.- Masajea tus piernas


El masaje es ideal para estimular la circulación sanguínea y evitar la retención de líquido. Tan solo utiliza una crema o aceite hidratante para masajear, y hazlo en movimientos suaves desde la punta de tus pies hasta la ingle, repitiendo hasta que la crema se absorba por completo. No solo desaparecerá las venitas protuberantes, también te hará relajarte y descansar.

Cada que tengas la oportunidad eleva tus piernas unos 10 o 15 cm al acostarte, para que la sangre fluya correctamente. 

5.- Usa un calzado adecuado


Pasamos mucho tiempo fuera de casa, por lo que usar zapatos cómodos es casi una obligación para aguantar largas jornadas. Los zapatos muy planos y los tacones demasiado altos solo tensan las piernas y no brindan el soporte adecuado.

Los tacones deben de ser de 2 a 3 centímetros de alto, y los zapatos de piso deben tener una suela que soporte bien nuestro cuerpo. También evita cruzar las piernas cuando te sientes, ya que eso corta la circulación de las sangre provocando hinchazón y várices.

4.- Evita el calor excesivo


Exponerse al sol mucho tiempo, las duchas con agua muy caliente, la depilación con cera caliente o los saunas dilatan nuestras venas, empeorando la apariencia de las várices. Trata de mantener una temperatura fresca y bañarte con agua tibia o fría.

3.- Toma duchas a presión


La hidroterapia puede ayudarte a desinflamar y a quitar el dolor de tus piernas, y lo puedes hacer desde casa. Tan solo dirige el chorro a presión sobre tus piernas, cambiando la temperatura en intervalos para un mayor alivio. Recuerda, el agua fría desinflama y el agua caliente relaja.

2.- Haz ejercicio


El sedentarismo y el sobrepeso son factores importantes para la aparición de las várices, por lo que hacer ejercicio diariamente ayudará a disminuirlas. Ejercicios de bajo impacto como nadar, caminar o andar en bicicleta son ideales para mejorar la circulación sanguínea.

1.- Come saludable


Nada como una dieta balanceada para acabar con muchos de nuestros problemas de salud. Mantén tu cuerpo hidratado bebiendo abundante agua y consume alimentos ricos en fibra, así como frutos rojos con alto contenido de flavonoides, ya que estos mejoran la circulación.


Si tu problema es muy severo o sientes dolor, acude con un especialista que te recomendará un tratamiento adecuado. Recuerda que pequeños cambios en tu estilo de vida pueden ayudar a tu salud más de lo que crees.