9 señales de que podrías ser un genio

Por años, los seres humanos se han hecho una pregunta que parece no tener respuesta: ¿Qué hace diferentes a las personas inteligentes y con una mente privilegiada? Se ha tratado de ver si son rasgos de personalidad, nivel de coeficiente intelectual o sus costumbres, pero ninguna es totalmente satisfactoria. 


Pues bien, recientemente el portal de preguntas Quora estableció la discusión, y estas son algunas de las respuestas de sus usuarios.

9.- Se ponen en los zapatos del otro


El sentir empatía por los demás y ponernos en sus zapatos para entenderlos es lo que se conoce como inteligencia emocional, y es sumamente útil a la hora de evitar y resolver conflictos con el otro, porque puedes entender su punto de vista y comprenderlos rápidamente.

8.- Son personas solitarias


Esto no quiere decir que sean personas aisladas del resto del mundo, solo pensando en nuevas ideas como nos lo hacen creer las películas. Simplemente encuentran satisfacción con su propia compañía porque se sienten bien consigo mismos.

Esto hace que no intenten imitar lo que hacen los otros solo por pertenecer, dándoles un carácter fuerte y un pensamiento bastante inusual y único.

7.- Hablan consigo mismos 


Un estudio publicado en la revista Quarterly Journal of Experimental Pyschology, demostró que el hablar consigo mismo, ya sea en voz alta o dentro de nuestra cabeza, ayuda a las personas a cumplir objetivos de forma más eficiente y le da más poder a nuestra mente.

6.- Dejan cosas para después 


Muchas personas altamente inteligentes suelen dejar para después muchas cosas, pero no es porque se les olvide: Jerarquizan sus actividades, esto es, las hacen por orden de importancia, por lo que sí están en un proyecto grande, probablemente dejen la limpieza para más tarde.

5.- Son personas desordenadas


Y tocando el punto anterior, muchas personas inteligentes suelen ser bastante desordenadas, ya sea en su espacio de trabajo o en su casa, y es que se concentran tanto en otras cosas que no le ponen importancia a esto.

De acuerdo a un estudio publicado en la revista Psychological Science y dirigido por la psicóloga Kathleen Vohs, de la Universidad de Minnesota, aquellos que son más desordenados también son más inteligentes y creativos, ya que su desorden hace que resuelvan los problemas de formas no convencionales.

Esto también los vuelve sumamente adaptables.

4.- Son personas graciosas


Aunque en las películas e historias se representa a las personas inteligentes como serias y aburridas, la realidad es completamente diferente. Para poder reírse de uno mismo se necesita autocrítica, y para hacer reír a los demás se necesita mucho ingenio para tomar situaciones de la vida diaria y exagerarlas, cambiarlas y contarlas de cierta forma.

¡Tú comediante favorito podría ser un genio sin saberlo!

3.- Son personas creativas


Para muchos, la creatividad y la curiosidad forman a personas realmente inteligentes, ya que pueden encontrar respuestas y soluciones originales a problemas cotidianos.

Para el neurocientífico Rodolfo Llinás, la creatividad se puede aprender si a uno se le enseña a pensar, porque está relacionada con la capacidad de crítica y análisis de una persona, que le ayuda a asociar cosas que parecen no tener sentido pero dan solución a algo de formas increíbles.

2.-Pueden padecer ansiedad o depresión 


De acuerdo con el portal CNN, algunos estudios relacionan en gran parte la genialidad y la creatividad con trastornos en el estado de ánimo, tales como depresión o ansiedad. Grandes personalidades como el escritor Charles Dickens, el dramaturgo Tennessee Williams y la escritora Virginia Woolf, padecieron depresión clínica. 

Tiempo más tarde Simon Kyaga, investigador del Karolinska Institute de Suecia, descubrió que las personas que se dedican al ramo creativo son un 8% más propensos que el resto a padecer trastorno bipolar 
1.- No creen que son inteligentes


Para estas personas aplica muy bien la frase “yo solo sé que no se nada”, ya que siempre quieren aprender cosas nuevas y admitirán sin pena que no saben de algún tema, subestimando a veces sus propias capacidades.

Científicos de la Universidad de Cornell demostraron que mientras menos sabe un individuo, más aumenta su sentido de superioridad y mientras más inteligente, menos piensa que sabe. A esta superioridad falsa se le conoce como efecto Dunning-Kruger. 

Recuerda, nadie nace siendo inteligente, y todos tenemos diferentes habilidades que podemos desarrollar para llegar a nuestro máximo potencial.