9 animales que se creían extintos que han reaparecido

La extrema destrucción y contaminación de todos los ecosistemas ha dado lugar a la extinción masiva de miles de especies. Sin embargo, de vez en cuando estas les dan una sorpresa a los científicos, y una segunda oportunidad de evitar su desaparición.

9.- Pecarí del Chaco


Este animal sudamericano, parecido a un jabalí, se creía extinto hacía cientos de años, ya que lo único que se conocía de él eran fósiles encontrados en 1930. La sorpresa de los científicos fue encontrarlo aún vivo en los años 70 y un noticiero de la región señaló que filmaron a un pecarí en enero del 2020 en el Parque Nacional El Impenetrable, Argentina. Por la desmedida destrucción de su hábitat, está en grave peligro de extinción.

8.- Petrel de bermudas


Esta ave, que se la pasa volando en medio del océano, se creyó extinta por más de 300 años. Se cree que la llegada de los españoles con cerdos, y la misma exploración humana, relegaron de su espacio al petrel, pensándose muerto. Se redescubrió la especie a mediados del siglo XX, y se hacen muchos esfuerzos para su conservación hoy en día. 

7.- Tortuga gigante de fernandina


Esta tortuga habitante de las islas Galápagos se había visto por última vez en 1906. Creyéndose extinta por más de un siglo, los conservacionistas del Giant Tortoise Restoration Initiative dedicaron enormes esfuerzos a buscar a este animal, y actualmente tienen en cautiverio a una hembra de más de 100 años, con la que trabajan para volver a reproducir la especie.

6.- Rana marsupial cornuda


Esta rana endémica de Ecuador no se veía en sus bosques desde 2005. Más de una década después, unos investigadores la encontraron por casualidad y desde entonces han hecho grandes esfuerzos por mantenerla, ya que está en peligro de extinción. Sus características particulares son dos cuernos que sobresalen en sus ojos, y que la hembra carga sus crías en bolsas de su espalda al igual que un canguro, de donde salen ranitas totalmente formadas en vez de renacuajos.

5.- Ciervo ratón de Vietnam


La última vez que se supo de la especie fue en 1990, cuando un grupo de cazadores mataron a uno y lo donaron a la ciencia. No fue hasta 2019 cuando un grupo de investigadores dedicado a buscar a este animal tomó más de 200 fotografías del mismo, demostrando que el ciervo seguía vivo. Desafortunadamente se encuentra en peligro de extinción debido a la caza.

4.- Canguro arborícola de Wondiwoi


La primera y única vez que se supo de este marsupial fue en 1928, y solo se tenían dibujos de él. Era una de las 25 especies más buscadas del Global Wildlife Conservation, y no fue sino hasta julio de 2018 que alguien pudo fotografiarlo en una remota área de Wondiwoi, en Papúa Occidental.

3.- Abeja gigante de Wallace


Aunque del tamaño de un pulgar, este espécimen originario de Indonesia no había sido visto por más de 38 años. En enero de 2019 los investigadores del Global Wildlife Conservation dieron con algunos de sus nidos y trabajan en su protección, ya que está en peligro de extinción por la tala inmoderada.

2.- Leopardo nublado de Formosa


La última vez que se supo de este animal nativo de Taiwán fue en 1983. Desde entonces se le ha buscado en donde antes habitaba sin éxito. En 2013 se pusieron cámaras trampa para poder localizarlo, y se pudo encontrar a uno en estado salvaje. No se sabe muy bien cuantos quedan porque es muy difícil hallarlo. Se encuentra en grave peligro de extinción. 

1.- Celacanto


Este pez es considerado un fósil viviente, ya que de su existencia solo se tenían registrados fósiles desde la época de los dinosaurios, es decir de hace 65 millones de años. En 1938 sorprendió a científicos de un museo sudafricano, quienes lo encontraron mientras viajaban en un barco pesquero. Es un animal sumamente esquivo, que vive a unos 700 metros bajo el nivel del mar, que se encuentra en peligro de extinción.

Tal vez en un futuro, podamos encontrar más de estos animales, y buscar mejores formas de preservarlos.