10 cosas raras que solo pasan en Corea

Corea del Sur es un país hermoso, lleno de impresionantes templos antiguos de tradiciones milenarias y ciudades casi futuristas que van creciendo cada día más, asombrando a todo aquel que quiera visitarlo.

Los coreanos son muy amables para guiarte si tienes alguna duda, pero hay ciertas cosas que no debes hacer por educación y respeto a ellos.

10.- Hay reglas para beber alcohol 


Beber alcohol en Corea es todo un ritual. Ya desde tiempos antiguos se bebía para honrar a los mayores y los antepasados, por lo que se tiene que seguir cierta etiqueta cuando se sale a beber con alguien mayor y, sobre todo, con un superior del trabajo.

Para empezar, siempre se debe aceptar la primera ronda de alcohol, porque es importante para socializar en su cultura. Si de casualidad tienes a alguien mayor o de un rango superior frente a ti, a la hora de beber tienes que voltear tu cabeza hacia otra dirección, pues esto es señal de respeto.

9.- Te multan si fumas en la calle 


En Corea hay espacios designados para fumar, ya sea una habitación especial o un espacio dibujado en el asfalto, esto para no molestar con el humo a las personas no fumadoras. Esta regla se decretó en el año 2011, comenzando por las 3 plazas principales de Seúl, la capital surcoreana. Actualmente, si cualquier ciudadano es sorprendido encendiendo un cigarro en zona prohibida, tendrá que pagar una multa de 100 mil wones que equivale a 64 euros o bien, 1,600 pesos mexicanos aproximadamente. 

8.- No se puede levantar el plato para comer 


En la comida, hay ciertas reglas de etiqueta que deben seguirse, y una de ellas es que el plato de comida debe estar siempre en la mesa. Levantarlo para comer es irrespetuoso para la familia que te atiende, así que si quieres comer debes acercar tu cara al plato.

Aquí el arroz se come con cuchara, y los palillos se usan para los guisos de acompañamiento. Jamás debes de clavar los palillos en el arroz porque esto recuerda a los coreanos a los inciensos funerarios, por lo que es de mal augurio.

7.- No se puede hablar en voz alta 


Parece una locura si lo lees sin contexto, pero para los coreanos es importante ser considerados con los demás en un espacio público, por eso si estás en lugares como el metro o un restaurante, procura controlar el tono de tu voz y no hablar muy fuerte. Los coreanos pensarás que eres una persona con pocos modales, ya que un tono de voz elevado puede ser un gran distractor para la gente alrededor; cuidado, pues si llegas a irritarlos no dudarán en callarte y créeme, te avergonzarán frente a todos. 

6.- Se enojan si dejas propina 


Tanto en Corea como en otros países asiáticos, no es común dejar propina a meseros y empleados, incluso se considera maleducado. Generalmente sus salarios son buenos y si dejas ese dinero pensarán que les dices que son pobres, pueden incluso llegar a enojarse. De acuerdo con el diario El Universal (https://www.eluniversal.com.mx/menu/como-se-acostumbra-dar-propina-en-el-mundo) en Japón y China tampoco se acostumbra la propina, por lo que nos queda claro que la cultura asiática es bastante peculiar. 

5.- Es de mala suerte servir tu propia bebida


Como ya te habrás dado cuenta, en esta cultura se tiene un gran respeto por los superiores y existen ciertas reglas de etiqueta que seguir en reuniones sociales, entre estas destaca una: jamás debes llenar tu propio vaso de alcohol.

Siempre debe de servirte alguien más, y tú debes de ver que el vaso de quien se siente junto a ti esté lleno. Cuando sirvas la bebida, debes de hacerlo con las dos manos por cortesía y si alguien llena tu vaso debes sostenerlo con las dos manos también. 

4.- Tienen rituales para comer 


Es raro que una familia coreana invite a alguien a su casa, así que cuando lo hacen es algo grande. Siempre debes esperar a que te indiquen donde sentarte, ya que como en muchos países asiáticos, la persona de mayor edad es la primera en acomodarse en el centro de la mesa y empezar a comer. Por cierto, es muy importante degustar tus alimentos al mismo ritmo que los demás invitados, y de ninguna manera puedes terminar antes que la persona del centro de la mesa, ya que ella guiará el tiempo que durará la velada. 
Otro detalle importante es no dejar comida en los platos, ya que es considerado irrespetuoso; pues los anfitriones pensarán que no te gustaron sus platillos.  

3.- Se ofenden si saludas de beso

 
En Corea las demostraciones físicas de afecto solo se dan entre personas muy cercanas y jamás ocurren en público, ya que a pesar de ser menos conservadores que sus vecinos del norte, siguen siendo una sociedad muy recatada, por lo que un beso en la boca puede causar un gran escándalo en la vía pública. Esto tiene que ver con sus influencias religiosas, como el budismo, en el que cualquier clase de contacto físico estaba prohibida.

Por eso, si visitas este hermoso país y saludas a un coreano, debes hacerlo con una pequeña reverencia y jamás debes tocarlo ¡Mucho menos saludarlo con un beso en la mejilla! Ya que es una falta de respeto, sobre todo si la persona es mayor que tú.

2.- Prohibido usar zapatos en la casa 

 
Para muchas culturas asiáticas, el entrar con zapatos al hogar es traer las impurezas, el cansancio y malas vibras dentro, por lo que hay un espacio especial para ellos en la entrada de la casa. Además de eso en Corea suelen usar el piso para muchas cosas:  se come sentado en el suelo, también se duerme ahí, por ello, meter los zapatos deja polvo, lodo, gérmenes y suciedad. 

Si visitas una casa coreana, asegúrate de llevar calcetines limpios e impecables y deja tus zapatos en la entrada. Igualmente, lleva un regalo de agradecimiento para tus anfitriones por haberte invitado a su vivienda.

1.-No les gustan los escotes 


De acuerdo a una nota del diario El Universal una peculiaridad cultural en Corea del Sur es que, los escotes son mal vistos. Sorprendentemente, las chicas que usan prendas muy reveladoras en la parte superior, son consideradas vulgares o con mal gusto para vestir. Así que la mayoría de las mujeres opta por utilizar minifaldas o mini shorts para lucir atractivas, pero con clase. Debido a esta creencia extraña, las prendas mencionadas anteriormente se han popularizado mucho en este país y suelen estar de moda constantemente. Basta con echar un vistazo a los íconos del K-Pop para darse cuenta de esta extraña costumbre. 

No cabe duda que esta sociedad es muy diferente a lo que conocemos ¿Cuál de estos datos te pareció más interesante?