TOP 10 DINOSAURIOS MÁS PELIGROSOS DEL MUNDO


Desde mucho antes que los seres humanos poblaran la tierra, animales de todos tipos y tamaños han existido, y lo sabemos gracias a huesos, huellas y otros fósiles que han encontrado los científicos. Sin lugar a dudas, las criaturas que más nos han impresionado son los dinosaurios, que con su enorme tamaño han inspirado un sinfín de historias.
En esta lista verás a los más peligrosos que existieron, y después podrás agradecer que no existen en nuestra época.

10.- Ankylosaurus



Este animal medía hasta 11 metros y pesaba unas 6 toneladas. A pesar de ser un herbívoro y una de las presas favoritas del temible T-rex, es considerado un dinosaurio peligroso por los excelentes mecanismos de defensa que desarrolló su cuerpo. 

Estaba cubierto de placas óseas llenas de espinas que servía de armadura en todos lados menos el vientre, y en la punta de la cola tenía una bola parecida a un mazo, con lo que golpeaba a sus enemigos. 

Los valientes que lo atacaban tenían que cuidarse de ese mazo, ya que era tan poderoso que podía quebrar las patas de sus enemigos, dejándolos vulnerables ante otros depredadores.

9.- Purussaurus


Este enorme depredador es un ancestro directo de los caimanes. Medía hasta 13 metros de largo, metro y medio de alto y pesaba entre 7 y 10 toneladas. Su mordida se estima era dos veces más poderosa que la del T-rex y 20 veces más que la de un tiburón blanco actual.

Era un animal lento, por lo que pasaba su tiempo en ríos y pantanos esperando a sus víctimas, que llegaban sedientos en busca de agua y, al igual que el cocodrilo, los tomaban y destrozaban con las mandíbulas y sus dientes de 9 centímetros, para tragarlos enteros después.

8.- Carcharodontosaurus


Vivía en África con otros grandes depredadores como el Giganotosaurus y el Spinosaurus. Tenía unos afilados dientes parecidos a los del tiburón y medía entre 12 y 13 metros de largo

Con un peso de hasta 15 toneladas, era uno de los carnívoros más pesados que existieron. Al desafortunado que fuera su presa lo esperaba una poderosa mordida capaz de desgarrar profundamente la carne, y unas afiladas garras en forma de garfio para que no pudiera escapar. Seguramente sus cacerías eran todo un baño de sangre.

7.- Carnotaurus



Su nombre significa “Toro carnívoro”  y se le dio por el par de cuernos de la cabeza. Vivió en lo que hoy es Sudamérica y era un cazador formidable, además de ser considerado como el dinosaurio más rápido del planeta.

Además, como sus ojos miraban al frente y no a los lados como los de otros dinosaurios, podían percibir profundidad, por lo que su vista era excelente. A sus pobres presas solo les quedaba correr y esperar que no los alcanzara.

6.- Utahraptor


Encontrados en el actual estado de Utah, en Estados Unidos, estos carnívoros eran bastante más delgados que muchos otros como el T-rex, pero lo que les faltaba en corpulencia les sobraba en agilidad.

Median 7 metros de largo y pesaban hasta media tonelada. Eran depredadores sumamente rápidos, con sus afilados dientes y sus poderosas garras destrozaban la carne de lo que fueran a comerse.

5.- Allosaurus


Se cree que era uno de los dinosaurios más temibles y sanguinarios del periodo Jurásico, ya que cazaban todo lo que se les pusiera enfrente, incluso carnívoros. Podían cazar presas hasta 5 veces mayores que él, y se cree, por la forma en que se han encontrado los fósiles, que estos animales cazaban en grupo.

A diferencia de la mayoría de los dinosaurios que cazaban solos o que incluso se comían entre la misma especie, el Allosaurus emboscaba a las presas y no les dejaba escape alguno, ya que atacaban entre muchos, haciendo la mayoría de sus cacerías exitosas. Bien se dice que el trabajo en equipo rinde mejores frutos.

4.-Giganotosaurus


Como su nombre lo dice, era uno de los dinosaurios más grandes que existieron, llegando a medir hasta 13 metros y pesar desde 8 hasta 14 toneladas. Se cree que este animal tenía muy mal carácter y que rastreaba a sus presas con su increíble sentido del olfato.

Para desgarrar su alimento, usaba sus poderosos dientes serrados, que le permitían triturar la carne profundamente. ¡Un verdadero monstruo! 

3.- Liopleurodon


Era un dinosaurio marino considerado un super depredador en su tiempo. Medía hasta 25 metros y pesaba 100 toneladas. A pesar de su colosal tamaño, era sumamente veloz, alcanzando velocidades de hasta 45 kilómetros por hora y agotando a sus presas en largas persecuciones, ya que además era resistente.

También cazaba presas en las orillas del agua, a las que atrapaba con unos filosos dientes del doble de tamaño que los de un T-rex. 

2.- Tyrannosaurus Rex


Hay que admitirlo, cuando pensamos en un dinosaurio letal definitivamente es este. Es uno de los más conocidos y temidos, sobre todo por su aparición en películas como Mundo Jurásico. 

El T-rex pesaba alrededor de 9 toneladas y media hasta 12 metros de largo. Con sus enormes patas traseras se cree que alcanzaba los 20 kilómetros por hora y su mordida era tan poderosa que solo ocupaba usarla una vez para matar. ¡Qué bueno que ya no existe!

1.- Spinosaurus


Se considera el dinosaurio carnívoro más grande del mundo. Llegó a medir hasta 18 metros de largo y pesaba 20 toneladas. En su cuerpo tenía una especie de vela de hasta metro y medio de alto hecho de espinas recubiertas con piel.

Su cráneo, pequeño y alargado, se parecía bastante al de un cocodrilo, y de hecho a este animal le gustaba cazar animales marinos con sus puntiagudos dientes que evitaban que la presa se resbalara. 

¿Cuál de estos animales te impactó más?