Cisne muere de corazón roto, después de que destruyeran su nido

Los animales también aman, ellos sienten dolor, desesperación e incluso, pueden morir con el corazón roto. Desafortunadamente, ese fue el caso de una madre cisne en Inglaterra, quien tras haber pasado las semanas más estresantes de su vida, perdió a su pareja, sus huevos y el dolor de la soledad le arrebató la vida. 

La desgarradora historia le dio la vuelta al mundo, pues desde hace semanas, un activista animal llamado Michael Manson vigilaba a una joven pareja de cisnes, quienes hicieron su nido en el Canal de Manchester en Kearsley (Inglaterra). La hembra había puesto 6 huevos y los cuidaba con dedicación cada día… sin embargo, el horror comenzaría el 20 de mayo, cuando un grupo de jóvenes atacaron su hogar sin razón el lugar


En el diario Manchester Evening News, se compartió la terrible noticia: adolescentes lanzan rocas y ladrillos en Kearsly, destruyendo parte del nido de las inocentes aves, mientras estaba desprotegido; al regresar al lugar, la madre cisne se dio cuenta que 3 de los 6 huevos habían sido destruidos


Como si perder a 3 de sus futuros polluelos no fuera suficiente, el papá cisne, abandonó el nido días después. El estrés de lidiar con los ataques de los jóvenes e intentar proteger a sus huevos en un ambiente tan hostil y peligroso, provocó que huyera, dejando a la mamá cisne completamente sola. Así lo reportaron algunos activistas de vida silvestre, quienes a su vez, intentaron cuidar a la familia de cisnes. Sin embargo, el horror estaba lejos de terminar. 


En un grupo de Facebook, un joven llamado Michael Manson, compartió que los ataques de los adolescentes, no eran los únicos peligros que enfrentaba la madre cisne: 

"He tratado de mantenerlos informados sobre este cisne que puso seis huevos, tres fueron destruidos por jóvenes, luego fue acosada por perros, por un pato y una gallina y dos huevos más se perdieron dejándola con un huevo”. 


Las pérdidas eran cada vez mayores, y sin duda, las imágenes hablan por sí solas. La mamá cisne, quien a pesar de los ataques de animales salvajes, las pedradas y la crueldad a la que fue sometida, jamás abandonó su nido… pero la soledad fue apagando sus blancas y brillantes plumas; algo malo ocurría con ella, algo que por supuesto, los activistas notaron; lamentablemente, acercarse a ayudarla, sería someterla a más estrés y el riesgo era demasiado. 

El destino no le favoreció a la madre cisne, pues desafortunadamente el pasado 20 de junio el portal Manchester Evening News anunció una tragedia en el mundo animal: La mamá cisne había muerto, se había quedado sola, desolada y no pudo seguir más; usó hasta su último aliento para proteger el único huevo que le quedaba, pero su corazón estaba destruido. 


“Lamentablemente, me informaron esta mañana que la encontraron muerta en su nido. Simplemente tengo ganas de llorar" Así mencionó  Michael Manson. El también activista británico Sam Woodrow comentó para los medios: “No hay mucho que pueda decir realmente. Probablemente murió de un corazón roto, porque tenía una pareja de toda la vida y él se alejó por el estrés.” 

El amor, no es exclusivo de los seres humanos, los animales son capaces de amar y darlo todo con tal de ver a su familia unida. Desafortunadamente, la madre cisne no resistió el castigo de la soledad, un castigo que fue provocado por la crueldad humana. No cabe duda, si en lugar de dañar a los animales aprendiéramos un poco de ellos, nuestro mundo sería un lugar diferente.