Así lucen estos 10 animales antes de dar a luz...

El nacimiento de un nuevo bebé casi siempre es un motivo de alegría. Observar a una nueva vida llegar al mundo es una de las cosas más extraordinarias del mundo. En el reino animal, a veces las madres tienen las cosas un poco más difíciles, pero no deja de ser algo impresionante.

10.- Leonas


Su periodo de gestación es de unos 3 meses y medio, y durante este tiempo la hembra solo come presas pequeñas que pueda atrapar por su cuenta. A la hora de dar a luz, buscará una cueva para tenerlas, y las otras hembras de la manada se quedarán afuera para proteger a la madre y los cachorros.

Los cachorros dependerán por completo de su madre hasta los dos años, donde ella les enseñará a cazar su propia comida.

9.- Delfines

Considerado el mamífero más amigable del mundo, estos animales curiosos suelen acercarse mucho a los humanos incluso en estado salvaje. Se sabe que son una de las especies más activas sexualmente, y que no solo lo hacen con fines reproductivos, sino por placer.


El periodo de gestación de una hembra es de 10 a 12 meses, y cuando está a punto de dar a luz, los machos la rodean para vigilar depredadores cerca, y las otras hembras mayores la auxilian en el alumbramiento, como si fueran parteras. 

Cuando la cría nace por fin, la madre se coloca debajo de ella y la sube a la superficie para que pueda inhalar su primera bocanada de aire. El bebé nadará con su madre por 5 años hasta alcanzar su independencia.
 
8.- Gatas


Se sabe que las gatas entran en periodos de celo aproximadamente cada tres semanas, por lo que si no están debidamente esterilizadas tiene mucha probabilidad de embarazarse. El periodo de gestación de los felinos es bastante corto, de aproximadamente un par de meses.

Durante su embarazo, las gatitas pueden experimentar síntomas parecidos a los de las mujeres humanas, como vómitos, incremento del apetito y aumento de peso. Curioso, ¿verdad? Los gatos pueden parir entre 3 y 8 crías, aunque se sabe que algunos han tenido hasta 14.

7.- Pandas


Para los adorables pandas poder procrear no es tarea sencilla. Sólo ovulan una vez al año en un periodo de 3 días, y en general son animales tímidos, por lo que hacerlos reproducirse en cautiverio es sumamente difícil, y necesitan un espacio privado que los zoológicos no les pueden proporcionar al estar llenos de gente.

La gestación puede durar hasta 5 meses, y nacerá una cría de menos de 20 centímetros y 150 gramos de peso, ciega y casi sin pelo que dependerá de su madre por casi un año hasta que por fin pueda empezar a moverse por el mundo. Si la hembra tiene dos crías, solo le dará atención a una y la otra morirá rápidamente.

6.- Ardillas


Estos encantadores roedores tienen un periodo de gestación de aproximadamente un mes y medio, aunque en especies más pequeñas es solo de un mes. Cuando la hembra busca pareja, deja señuelos de olor para los machos, que llegan entre varios a pelearse por la hembra.

El macho ganador, al fertilizarla, sella su entrada con una especie de cera, así si la ardilla hembra tiene más compañeros, su paternidad quedará asegurada.

Antes de parir, las hembras aumentan considerablemente de peso y se vuelven sumamente agresivas, corriendo de su lado a cualquiera que se acerque, incluido al macho. Estos animales dan a luz a 4 o 5 crías que pesan menos de 4 gramos y nacen ciegas, sin pelo y con las orejas dobladas.

5.- Elefantes


Siendo el animal terrestre más grande del mundo, no es de sorprender que su periodo de gestación también lo sea: las hembras tienen un embarazo de entre 22 y 24 meses, uno de los más largos del reino animal. 

Dan a luz a una sola cría que, desde el momento del alumbramiento, ya está completamente desarrollada y al poco tiempo puede incorporarse por sí misma y buscar su alimento, además de socializar con la manada que la protegerá de los peligros que pueda haber.
Este bebé es bastante grande, ya que mide un metro y pesa alrededor de 120 kg. ¡Con razón tarda tanto!

4.- Jirafas


La jirafa es el animal más alto del mundo, pudiendo alcanzar con su largo cuello una altura de hasta 6 metros. Para saber si una hembra está fértil, el macho toma de su orina, y de esta manera puede detectar ciertos químicos para aproximarse a ella.

El periodo de gestación de la hembra es de unos 15 meses, y su labor de parto es de pie. Mientras el padre vigila los alrededores para proteger a la madre de cualquier peligro, esta expulsa al ternero desde una altura de aproximadamente dos metros ¡Que dolor! En menos de una hora, el bebé podrá caminar por sí mismo y alimentarse de leche materna, e incluso podrá trotar en distancias cortas.

3.- Gorilas


Es uno de los animales con hábitos más parecidos a los del ser humano, así que no es de sorprender que su parto sea similar al nuestro. Las hembras tienen un periodo mensual de ovulación y el periodo de gestación de las crías es de 8 meses y medio.

Generalmente dan a luz a un solo bebé y en muy contadas ocasiones tienen dos. La cría se aferrará a la madre por sus primeros 5 años de vida, y esta lo protegerá de cualquier peligro.

2.- Caballitos de mar


A diferencia de los otros animales en esta lista, en esta especie son los machos quienes dan a luz. Después de una danza que puede durar horas, la hembra deposita los óvulos en la bolsa abdominal del macho, quien fertilizará y cuidará de ellos, mientras la hembra vigila el territorio. 

Entre 14 y 28 días después de la reproducción, el macho presentará fuertes contracciones, y de su bolsa abdominal saldrán expulsados hasta 1500 bebés caballitos, que tendrán que sobrevivir por su cuenta a partir de ahí.

1.-Suricatas


Las suricatas son animales sumamente territoriales y durante el embarazo, suelen ser extremadamente agresivas, llegando a matar crías ajenas, para asegurar su propia descendencia. De acuerdo a la revista Animal Behaviour, estos animales viven en grupos guiados por hembras dominantes; cuando la líder de la manada está embarazada suele expulsar y agredir a las suricatas más débiles del clan. Al nacer las crías, las exiliadas tratan de regresar al grupo, ofreciéndose como voluntarias para amamantar a las nuevas integrantes de la manada, de esa manera obtienen el “perdón” de la hembra dominante, asegurando su supervivencia. 

¿Cuál de estos embarazos animales te pareció más sorprendente?