12 cosas que cambian cuando eres madre ¡por primera vez!

Ser mamá, se escribe fácil, pero es más que una moneda al aire, desde que te enteras ya no paras. Poco a poco tu cuerpo va a cambiando, las hormonas hacen de las suyas y el miedo va ganando terreno. Por más tutoriales que veas, en el momento que tienes a tu bebé en brazos empieza la lucha, de experiencias, de aprendizaje, de un montón de emociones que ni tú vas a entender. Por ello te compartimos las cosas que cambian tu vida por completo cuando eres madre. 


Ser madre no es fácil, vas a sentir que ya no puedes más, serás dura contigo y aprenderás en la marcha, no te rindas porque lo harás bien, confía en ti, nadie nació sabiendo. Estas son las cosas que cambian cuando te conviertes en madre por primera vez: 

11.-Contra reloj 

Sí, el tiempo se te va ir como agua entre las manos, un cambio brusco en tu rutina y de pronto descubrirás que tus prioridades son distintas. Tu bebé necesita de ti, cada segundo, entre el llanto, arrullarlo, darle de comer, lavar su ropa y tantas otras cosas, se te va ir el día. Es normal que sientas alivio al ir al baño y tomar un minuto frente al espejo, recuérdate que lo estás haciendo bien, ya pasará. 

10.-Mamá tenía razón 


Una de las cosas más lindas que suceden al ser madres, es entender a las nuestras, mamá hizo todo lo que pudo contigo, incluso intentó romper patrones de su infancia para tratarte mejor, te toca mejorar con tu hijo. 

9.-Un amor incondicional 

Sí, te enamoraste antes, amaste a tus padres, hermanos, amigos, pero hasta que tengas a tu hijo (a) por primera vez en brazos, vas a sentir lo que es un amor infinito, de ese que no tiene explicación y te dan ganas de llorar, gritar y reír al mismo tiempo. 

8.-Conoces otra parte de ti 


Al convertirte en madre ese lado amoroso, tierno y que siempre piensa en los demás, se agudiza, ahora estás más pendiente de otros niños porque entiendes, incluso hasta eres más tolerante cuando ves a un niño a hacer alguna rabieta. 

7.-Agradecida con tu cuerpo 

Una etapa difícil, muy complicado ver cómo cambia el cuerpo durante el embarazo, los kilos de más, las estrías, el cambio en el pecho, en fin, no es fácil. Pero, una vez que eres madre, lo agradeces, bendices a tu cuerpo y la oportunidad que te ha dado de dar vida. 

6.-Revive tu niña interior


¿Qué lindo no? De nuevo a divertirse por ahí entre los rincones, escondida de tu bebé con alguna toalla para sorprenderle a lo lejos o un juguete en la mano. Ni te das cuenta y vuelves a saltar, correr, dibujar, pintar y patear un balón. 

5.-Las salidas ya no son lo mismo 

Este punto por lo regular la mayoría lo tiene claro, un bebé requiere de tu tiempo y atención, ya no puedes a hacer planes imprevistos de la noche a la mañana. Además, los primeros meses agotan, vas a preferir quedarte y dormir. 

4.-¡Desorden en la casa! 


El cuento de nunca acabar va a iniciar, los cajones de la ropa abiertos y prendas haciendo caminos por toda la casa, juguetes y más juguetes, en fin, piensa que todas esas travesuras, le ayudan a tu pequeño a desarrollar su capacidad motriz. 

3.-Adiós horas de sueño 

A menos que tengas la suerte de tener un bebé que duerme toda la noche, no te salvarás de este cambio brusco. Prepárate para noches de llanto porque el bebé tendrá hambre, con suerte dormirás unas cuatro horas, pero bueno, aprovecha para tomar siestas en el día con él. 



2.-Te vas a cuidar más 


Llegó el tiempo de darle prioridad a tu salud, cambios en tu alimentación, porque vas a querer estar bien, para que tu bebé esté mejor. 

1.-Serás la mejor mamá 

Sí, al principio no tendrás idea de cómo poner un pañal, pero luego lo vas a hacer hasta con los ojos cerrados. Poco a poco entenderás el lenguaje de tu bebé, cuando tiene hambre, sueño, quiere jugar, en fin, tú tranquila. 

Ser mamá es una experiencia única e irrepetible, cada bebé es distinto, y créeme, cuando llegue esta etapa en tu vida, si es que así lo deseas, lo agradecerás cada día.