Quedó viudo, perdió el trabajo y hoy duerme en la calle con su hijo


La pandemia le ha quitado todo, más que una enfermedad contagiosa, para este hombre, ha sido una verdadera maldición. Le arrebató su trabajo, arrancó de sus brazos a su amada esposa, y hoy, debe enfrentarse al cruel mundo, siendo padre soltero, sin trabajo y con un eterno nudo en la garganta.


La desgarradora noticia se dio a conocer en el noticiero uruguayo Telenoche: “Sufro todos los días y solo le pido a Dios que no le pase nada a él” comentó el hombre entre lágrimas, quien tenía que pasar las noches vagando por las peligrosas calles de Uruguay.

El pobre hombre, se estaba alojando en un hotel con su hijo de 10 años; lamentablemente, al poco tiempo se quedó sin trabajo, así que al no poder pagar el alquiler, fue cruelmente desalojado; en el hotel cerraron su habitación con llave, ni siquiera dejaron que sacara sus pocas pertenencias.


“Desde que empezó la cuarentena yo estoy en la calle. Por unos 180 días no me podían echar del hotel, pero me echaron igual. El candado lo tenía puesto y perdí todo” comentó desesperado el pobre hombre.


“Estamos expuestos a todo. Nos falta todo. Fuimos un día con mi hijo a un hogar y nos robaron hasta la mochila con los útiles. Por suerte estábamos vestidos y nos quedamos con esa ropa. Si no, hubiéramos tenido que ir desnudos por la calle”

Esta terrible situación, no es nueva en latinoamérica, pues millones de personas sin hogar, no tienen donde pasar la cuarentena obligatoria. Y deben valerse de lo que sea con tal de sobrevivir.


“Les pido que se acuerden del prójimo. Porque la vida tiene muchas vueltas y uno nunca sabe lo que le puede llegar a pasar. Hoy soy viejo para la sociedad. Soy un gran padre, porque le enseño dignidad y principios”