Obama rompe el silencio y le responde a Trump

Con 1.38 millones de infectados, Estados Unidos, encabeza la lista como el país más afectado del mundo por el COVID-19.

El ex presidente Barack Obama, no pudo callar más; tuvo que dar su opinión al pueblo que lo eligió años atrás. Ver el peligro que azota el país que dirigió por ocho años, lo hizo romper el silencio, pues Trump, el sucesor en el poder, no ha hecho más que llevar a Estados Unidos, a una de las peores crisis de salud en la historia.


“Ha sido un desastre caótico total cuando la mentalidad de qué hay para mi en esto’ y de `al diablo con todos los demás´ se ha instalado en nuestro gobierno” así se expresó Obama.

De acuerdo a una nota del portal BBC, esta dura frase, surgió en una llamada privada, que realizó Obama el pasado viernes 8 de mayo con algunos exfuncionarios de su gobierno. Sin embargo, debido a la gravedad de la situación, Obama agregó que “Esto (la pandemia) habría sido malo incluso con el mejor gobierno”.


El expresidente añadió, que apoyará incondicionalmente a Joe Biden, quien formó parte del gabinete durante su mandato; Biden, quien pertenece al partido Demócrata, se postula como candidato a la presidencia de Estados Unidos, en contra de Donald Trump.


“Esta próxima elección es tan importante porque no vamos a estar batallando solamente contra un individuo concreto o contra un partido político” Dijo Obama refiriéndose claramente al estilo de gobierno de Donald Trump, quien a su parecer, no solo ha minimizado la gravedad de la pandemia desde su inicio, sino también, ha tomado decisiones equivocadas afectando también a otros países.

“...Contra lo que luchamos son estas tendencias a largo plazo en las cuales ser egoísta, ser tribal, ser divisivo y ver a los otros como enemigos se ha convertido en un fuerte impulso en la vida estadounidense” dijo indignado Obama.


La evidencia contra Trump es fuerte. Tal como señala el portal BBC, el mes de febrero, cuando China anunció la gravedad y la rapidez con que se contagia el coronavirus, el presidente estadounidense, minimizó las advertencias; fue hasta el mes de marzo que reconoció su error y comenzó a tomar medidas preventivas a nivel nacional. Sin embargo, ya era demasiado tarde.

Actualmente, Donald Trump está más preocupado por reactivar la economía, que por otra cosa, pues en mayo, aunque la curva de contagios ha disminuido un poco, la pandemia en Estados Unidos está lejos de finalizar. Expertos epidemiólogos afirman que, si se levanta la cuarentena en estos momentos, el virus seguirá expandiéndose, y los números de muertes, podrían aumentar drásticamente.