Madre desesperada pide ayuda para pagar su renta


Porque estamos encerrados allá no nos llega nada’. En aquellas calles desoladas de Guatemala resaltan los colores azules y morados, de una mujer que no se rinde. El gris de la calle combina con el negro de sus sandalias, gastadas, pero aún aguantan. En su espalda, un joven, que se aferra a su madre de la tercera edad. Porque sí, solo se tienen el uno al otro y, la crisis económica que millones están viviendo les está arrancando hasta el último suspiro.

Hay historias que se quedan en tu conciencia, que te tocan el corazón y te desgarran el alma. De esas que te invitan a apreciar lo que tienes y al mismo tiempo te llenan de frustración, como la de Catalina García, tiene 62 años y un montón de ganas de salir adelante. El coronavirus no puede contra eso, porque todos los días, aún con el cuerpo cansado y la tristeza en su mirada coloca a su hijo en su espalda y se lo amarra con fuerza, con la misma que recorre las calles.


Quiere pagar su alquiler

‘Yo me dedico a pedir centavos en los mercados, en las calles, con mi hijo’, dice Catalina, con una voz suave que apenas y se percibe con el cubrebocas. Su hijo, tiene 37 años, un joven discapacitado al que se le nota lo mucho que quisiera ayudar a su madre, pues, mueve con fuerza una bandera improvisada de papel blanco.


La madre de 62, vive en Lo de Fuentes, en la zona 11 de Mixco, pero necesita pagar el alquiler. Ella no se puede quedar en casa, no tiene ni un centavo y por ello recorre paso a paso el Centro Histórico, para ver si con suerte se encuentra a una que otra alma bondadosa que se apiade de su situación.


¡800 quetzales! Alrededor de 100 dólares, es lo que Catalina, necesita para poder pagar el lugar donde vive. Si no, ¿Qué va a hacer? Dice que ha querido ir a pedirle ayuda al presidente, solo quiere un sitio para que ella y su hijo puedan vivir, pero las vueltas han sido en vano, pues, dice, siempre está cerrado. Ya se atrasó con los pagos, ¿Cuánto tiempo la van a esperar?

"Yo lo que quiero es que me ayuden con tener un lugar dónde vivir", declaró.

¿Qué más hace? Si la pandemia le ha quitado el trabajo a millones alrededor del mundo y ella no puede dejar a su hijo solo. Dice que la gente ya la conoce, que le ayuda, pero ahora esa gente está en casa, huyendo del coronavirus. Catalina se encuentra en los grupos vulnerables de contraer el virus, sí, lo sabe, pero también sabe que tiene que comer.


Si vives en Guatemala y te gustaría apoyarla, la señora Catalina y su hijo proporcionaron su número de teléfono es el 4299-0913. También puedes contactarla al 4109-9553.