Cuidado: Si tu párpado tiembla debes saber esto


¿Sientes que el ojo te parpadea? ¡Tranquilo! Lo primero que tienes que hacer es guardar la calma y antes de correr al buscador e imaginar que tienes todos los síntomas de las peores enfermedades, echa un vistazo al siguiente artículo. Porque sí, es una señal de alarma que tu cuerpo te envía.

Lo primero a saber es que los párpados no tiemblan de la nada, ya sean movimientos leves o intensos. De igual forma puede tratarse de segundos, horas o incluso días, ¿Te suena? Lo cierto, es que resulta bastante molesto experimentar este tipo de vibraciones, que al final no podemos controlar. La buena noticia es que en la mayoría de los casos se trata de algo leve, nada grave, así que bájale dos rayitas a tu paranoia.


¿Por qué tiembla el párpado?




El párpado tiembla debido a una reacción muscular. En términos médicos, se conoce como blefaroespasmo, una contracción involuntaria y repetitiva del músculo que rodea el ojo. Sin embargo, sólo en algunos casos se debe a un trastorno grave. De hecho, la mayoría de las veces desaparece por sí sólo.

¿Cómo saber cuándo consultar al médico?


El sitio de Mejor con Salud, sugiere ir con un especialista en caso de:


- Si el temblor en los párpados perdura por más de una semana.

- Si al sentir el temblor del párpado, también tiemblan otras partes del rostro.

- En caso de que el temblor sea tan fuerte que se cierra el ojo.

- Si presentas enrojecimiento, inflamación y secreción.

- Cuando el párpado se empieza a caer.

¿Por qué puede temblar?


- Una de las razones más comunes por las que tiembla el párpado es por estrés, los cambios hormonales afectan el funcionamiento de los músculos.

- La falta de sueño también afecta, tus ojos se cansan y el párpado se debilita, está haciendo el doble de esfuerzo.

- Llevar una mala alimentación afecta severamente el funcionamiento de los músculos, sobre todo, la ausencia de potasio y magnesio.

- Otra causa es tener algún problema en la visión no detectado y quizás estás forzando demasiado la vista.


La sequedad es otra de las razones, sobre todo, esas personas que pasan mucho tiempo frente a la pantalla de la computadora. Lo mejor es usar un hidratante ocular.

Hay algunas bebidas que deshidratan, como el café y el alcohol, mismos que provocan temblores en los párpados.

Finalmente, otra posibilidad es padecer alguna alergia, puede ser rinitis, que provoca comezón y enrojecimiento en los ojos.