5 trucos con bicarbonato que te cambiarán la vida


¿Conoces todos los beneficios del bicarbonato de sodio? Ya sea para limpiar a la perfección tu casa o para lucir increíble, este compuesto milagroso es la opción ideal para cuidar de tu salud. Este poderoso polvo a base de finos cristales no solo es súper económico, también es fácil de encontrar en cualquier supermercado.

Gracias a su composición química, propiedades antibacterianas y efervescentes, es un excelente aliado para cuidar de tu piel, eliminar bacterias o bien, para blanquear superficies. No importa para lo que quieras usarlo, ten a la mano una cajita de bicarbonato y pon atención a los usos más increíbles de este producto milenario.

8.-Azulejos relucientes


¡Atención! Deja de gastar una fortuna en químicos para dejar tu baño reluciente. Corre a tu alacena, y sígueme paso a paso. Agrega en un recipiente ¼ de taza de bicarbonato, el jugo de un limón (del color que tengas es perfecto), un chorrito de vinagre de manzana y finalmente un chorrito de agua. Con esta poderosa mezcla talla la mugre, el sarro y los hongos que se forman en la regadera, a causa de la humedad. El ácido del limón y el vinagre, junto con las propiedades blanqueadoras del bicarbonato eliminarán los rastros de mugre, desinfectando a la perfección los azulejos del baño ¡Lo natural siempre es mejor!

7.-Axilas perfectas


¿Odias mostrar al mundo tus axilas manchadas? La fricción del rastrillo, el sudor y los desodorantes con alcohol son los peores enemigos para tener unas axilas de porcelana. ¡No te preocupes! Para desmanchar tu piel solo toma una cucharada de bicarbonato de sodio, añade un poco de agua y sencillamente frota tus axilas con esta mezcla después de ducharte. Las propiedades antibacterianas y blanqueadoras de este polvo retirarán la piel muerta, dejarán tus axilas libres de malos olores y además, las blanquearán poco a poco. Usa este truco 3 veces por semana para mejores resultados.

6.-Despídete del sarro



¿La llave de la regadera está cubierta de sarro? ¡Asco! Pues verás, bañarse no será un problema con este genial truco. Añade en un recipiente una taza de bicarbonato, una taza de vinagre de manzana y un chorrito de agua; ahora coloca esta poderosa fórmula en una bolsita de plástico y con ayuda de una liga colócala en la llave de tu regadera. Déjala actuar durante un par de horas y el sarro ¡Se irá como por arte de magia! Enjuaga perfectamente los residuos y prepárate para tomar una relajante ducha.

5.-Baño libre de olores



¿Se terminó el aromatizante para el baño? Descuida, puedes hacer uno en la comodidad de tu hogar y sin gastar una fortuna; para esto necesitarás: 1 taza de bicarbonato de sodio, ½ taza de polvo de ácido cítrico (puedes comprar en una farmacia) y una cucharada de detergente para trastes. En un recipiente para hacer hielos agrega esta mezcla con un poco de agua; esto servirá para que los ingredientes se compacten. Finalmente, echa uno a la taza del baño para disfrutar de un retrete limpio y libre de malos olores.

4.-Pies frescos y limpios



¿Quieres eliminar el mal olor de tus pies para siempre? Entonces toma nota. En un recipiente coloca 1 litro y medio de agua tibia con media taza de bicarbonato de sodio. Pon tus pies a remojar durante 15 minutos y tállalos con un cepillo. Para mayor frescura, agrega unas gotitas de aceite esencial de menta en el agua y finalmente, enjuaga con agua limpia. No solo retirarás la piel muerta, tus pies quedarán limpios y sin rastro de mal olor.

3.-Limpia tu joyería de plata



Si tu pulsera favorita, o esos lindos aretes de plata han perdido su brillo, pon atención al siguiente truco: Pon a hervir una taza de agua con una cucharada de bicarbonato de sodio; una vez que el agua haya hervido, añade una bolita de aluminio y finalmente sumerge tu joyería durante unos 5 minutos. La reacción química del aluminio y el bicarbonato harán que la mugre pegada en la plata se disuelva, y así tus joyas quedarán como nuevas ¡De nada!

2.-Adiós uñas amarillas



¿Los esmaltes dejan tus uñas amarillentas? ¡Tranquila! No todo está perdido. El bicarbonato te ayudará a dejarlas relucientes y perfectas. Basta con añadir ½ cucharada de pasta dental, una de bicarbonato y un chorrito de agua en un recipiente.


Ahora, aplica la mezcla sobre tus uñas durante 10 minutos como máximo para que haga efecto y después talla con un cepillo. Enjuaga a la perfección y observa la magia ¡Tus uñas estarán libres de manchas amarillas!

1.-Destapa tus poros


f

¡¡¿Micro-dermo qué?!! Olvídalo, los procedimientos cosméticos son caros y en ocasiones, super agresivos para tu piel. Mejor, haz tu propio microexfoliante con este fino polvo blanco ¡Es magia para tu cutis! Usa un par de cucharadas de bicarbonato con dos cucharadas de agua tibia; mézclalas hasta obtener una pasta y con eso masajea tu piel previamente limpia.

f

Puedes hacerlo con tus dedos o bien, ayudarte de un cepillo dental nuevo, así “aflojas” la piel muerta. Y para remover completamente las impurezas, utiliza una tira para remover los puntos negros y verás como arranca la suciedad de raíz; destapando tus poros y evitando que las bacterias se alojen en tu rostro ¡Piel perfecta sin gastar una fortuna!