Llora al ser rescatado luego de 50 años encadenado


Una de las noticias que ha causado mucha controversia durante la cuarentena ha sido la historia de un elefante, que con lágrimas en los ojos fue finalmente liberado de las horribles condiciones en las que vivía, tras pasar 50 años de su vida encadenado y siendo agredido por sus captores.

El elefante que había cambiado de dueño más de veinte veces, fue encontrado en pleno estado de abandono; portando algunas señales de maltrato y rodeado de la basura arrojada por los turistas.


Aunque la primera alerta sobre las condiciones de Raju, el elefante, fue recibida hace más de un año; fue hasta la semana pasada cuando el equipo de Wildlife SOS pudo intervenir para su liberación.

Todo indica que la operación fue realizada a media noche. Sin embargo, los miembros de la organización encontraron en su camino varios obstáculos para obtener la libertad del animal, ya que el ex-propietario se negaba a la operación, gritándoles y moviendo sus cadenas para causar temor.

Después de algunas hora, Raju pudo ser retirado del lugar. Fue ahí cuando la escena se transformó, conmoviendo a todos los rescatistas:

Las lágrimas comenzaron a rodar por la cara de Raju. Algunas sin duda se debieron al dolor, pero también pareció sentir que se avecinaban cambios para él. Sintió esperanza por primera vez.» expresó Kartick, uno de los rescatistas.


Tras la conmoción causada por el rescate, Raju fue trasladado al centro de Conservación de Elefantes en Mathura, donde se le alimentó con toda clase de delicias para mimar al animal después de su largo encierro.


Hoy, el elefante se encuentra atendido por manos expertas, para que finalmente pueda incorporarse a una pequeña manada, junto a otros dos elefantes rehabilitados, en completa libertad.