Ejercito de EU llega a aguas venezolanas


Una de las sorpresas a nivel mundial ésta semana fue nada menos que el anunció emitido por la Casa Blanca sobre la movilización de una fuerza naval militar hacia el Caribe, a orillas de Venezuela.

La pregunta está en boca de todos ¿qué hace Estados Unidos dirigiendo sus tropas cerca de Venezuela? La respuesta te dejará sorprendido.


A casi una semana de que el Departamento de Justicia de EE.UU. acusara al presidente Nicolás Maduro de tráfico de sustancias ilegales, el protagonista principal de la Casa Blanca anunció que una lucha para proteger a los habitantes se su país contra el azote mortal de los narcóticos ilegales, era lo más adecuado por hacer en es momento.

"No vamos a permitir que los carteles de la droga aprovechen la pandemia para amenazar la vida de estadounidenses", añadió en un comunicado reciente a los medios.

Por si fuera poco, el secretario de defensa estadounidense, Mark Esper, indicó en que tal régimen en Venezuela confiaba en los beneficios que le brindaba el resultado de la venta de droga para mantenerse.

"El pueblo venezolano sigue sufriendo enormemente por el control criminal de Maduro sobre el país", añadió el secretario de Defensa, en su aparición .


Ninguno de los involucrados dio muchos detalles con respecto al plan maestro que tenían contra las poderosas fuerzas del narcotráfico de Maduro.

Aunque al poco tiempo, el Comando Sur del Ejército de Estados Unidos se encargó de confirmar por medio de redes sociales, que uno de los objetivos sería "duplicar las capacidades en la región"

Sin duda, un plan que llega en el momento menos indicado para el mundo, pero que nos hace preguntarnos sobre las verdaderas intenciones detrás de él.


Una respuesta, del otro lado del mundo.

Casi inmediatamente después de la conferencia celebrada se anunció un comunicado de parte del vicepresidente de Venezuela, Jorge Rodríguez, calificando tal argumento como un pobre intento para desviar la atención ¡y cómo no serlo! Después de observar diariamente la delicada situación en la que se encuentra Estados Unidos por la crisis sanitaria de la pandemia.

Mientras tanto Maduro comunicó su respuesta, rechazando fuertemente las acusaciones; vistas a su modo como "falsas"

Acusando finalmente a Donald Trump y a su gobierno de haberse comportado como un grupo de cowboys racistas del siglo XI.