Ancianos criaron un jaguar y hoy son una familia feliz


Criar a un animal salvaje no es cosa fácil, sobre todo cuando crecerán tan grandes como un jaguar, y mantener su alimentación sin que ataque a la gente es una hazaña aún mayor.


Sin embargo, gracias a la preocupación de esta pareja de abuelitos, este hermoso jaguar negro ha llegado saludablemente a la edad adulta. Los adorables y benévolos ancianos, originarios de la región de Petén, en Guatemala, encontraron al animal deambulando solo, y viendo que era un cachorro, decidieron ayudarlo.


Estos felinos pueden llegar a pesar hasta 130 kilos, así que alimentarlo no debe de ser cosa fácil, pero el animal se ve sumamente relajado cerca de ellos; se notan los cuidados y el cariño que se le han brindado.

Lamentablemente, el jaguar es una especie en peligro de extinción, por la caza extrema para obtener la piel, dientes y huesos para joyería, medicina china y ropa; también la destrucción de su hábitat por la madera va mermando la cantidad de animales.


Cuidar de la naturaleza es cuidar de nosotros mismos. Todos somos habitantes del mismo planeta, y así debemos honrarlo y respetarlo.